La falta de materiales obliga a Valeo a aplicar un ERTE

Como consecuencia, según la dirección, de la guerra en Ucrania tras la invasión de Rusia

 La falta de materiales obliga a Valeo a aplicar un ERTE

Foto: E. P.

Faro de un coche, en una imagen de archivo.



La dirección y los sindicatos de Valeo Iluminación, ubicada en Martos (Jaén), han acordado un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) "obligados" por la falta de materiales que está provocando la guerra en Ucrania tras la invasión de Rusia.

Así lo ha indicado este martes a los periodistas Julio Pérez, secretario general de la sección sindical de UGT en la factoría, quien ha lamentado que "nadie quiere lo que está pasando en Ucrania y ojalá pudiera acabar pronto y de buena manera".

"Nuestros principales clientes, Audi, Volkswagen, BMV... recepcionan cableados, principalmente, de fábricas que están en Ucrania y estas fábricas no están enviando el cableado. Tanto si desde estas fábricas de Ucrania vuelven a enviar, como en la búsqueda de proveedores alternativos de cableado, en esta situación nos vemos obligados a firmar un ERTE", ha explicado.

Pérez ha añadido que las paradas que están realizando las citadas compañías como consecuencia de esa falta de suministro "son de dos o tres semanas" y ello condiciona también la actividad en la planta marteña, que fabrica faros, pilotos y otros componentes de automoción.

"Ya lo de los semiconductores iba mejor, estábamos en paradas de uno o dos días -la escasez de estos elementos y chips también ocasionó el año pasado problemas de producción-, pero cuando vuelven a parar los clientes dos o tres semanas, nos ha obligado a negociar un ERTE", ha incidido.

Tras apuntar que esta medida "estará vigente seguramente desde el miércoles", el dirigente sindical ha detallado que se desarrollará "hasta el 31 de mayo, con 20 días laborables máximo por trabajador" y sin incluir a los trabajadores eventuales que no tengan derecho a desempleo".

De este modo, el ERTE afectará a "en torno a 2.000 personas", toda la plantilla, excepto los citados eventuales, según Pérez, quien ha mostrado su confianza en que "los trabajadores no tuvieran que acogerse porque la situación mejorara".