El Obispo de Jaén anima al rezo del Rosario por la paz

La Diócesis de Jaén se une este viernes, 25 de marzo, al acto de consagración de Rusia y Ucrania presidido por el Papa

 Cuaresma

Foto: EXTRA JAÉN

El Obispo de Jaén, Sebastián Chico Martínez, en una Misa en la Catedral de Jaén.



La Diócesis de Jaén se une este viernes, 25 de marzo, solemnidad de la Anunciación del Señor, al acto de consagración de Rusia y Ucrania al Inmaculado corazón de María, que presidirá el Papa Francisco en el Vaticano.

El Obispo de Jaén, Sebastián Chico Martínez, explica en una carta pastoral que este viernes, “todos los diocesanos están convocados al rezo del Santo Rosario por las calles de la ciudad de Jaén”.

Dará comienzo a las 20:30 horas en la parroquia de Cristo Rey y concluirá en la Catedral, uniéndonos, así, a las intenciones del Santo Padre.



Además, al finalizar el piadoso rezo del Rosario, darán comienzo las 24 horas para el Señor, en el primer templo de la Diócesis, que este año se celebrarán, bajo el lema: ‘En Él, tenemos el perdón’ (Col 1, 13-14). Una iniciativa de oración y reflexión promovida por el Papa Francisco, a través del Consejo Pontificio para la Nueva Evangelización, y que invita, cada Cuaresma, a adorar al Santísimo y a acercarse al sacramento de la reconciliación.

El resto de las comunidades parroquiales de la Diócesis del Santo Reino también están llamadas a unirse a las 24 horas para el Señor y al rezo del rosario, como gesto de comunión con el Santo Padre.

La celebración se repetirá en todas las parroquias de la Diócesis, con los horarios que se establezcan desde las distintas comunidades parroquiales.

Finalmente, el Obispo manifiesta en su misiva que con esta iniciativa por la paz, desde la Diócesis se suman otras para que, de manera económica y espiritual, puedan colaborar con los hermanos de Ucrania.

Las colectas de todas las Eucaristías del próximo 3 de abril irán destinadas, de manera íntegra, a Cáritas Ucrania.

Asimismo, se enviará a todas las comunidades parroquiales unos materiales específicos para que, tanto en la Hora Santa del Jueves Santo se rece por la paz, como también en las distintas celebraciones eucarísticas se incluyan, en las preces, una oración por el fin de la guerra y la paz en Ucrania y en el mundo.