Detenido un estafador que se hacía pasar por inspector de Policía

Actuaba, entre otras provincias, en la de Jaén

 Detenido un estafador que se hacía pasar por inspector de Policía

Foto: EXTRA JAÉN

Comisaría de Jaén.



Un hombre de 36 años con un amplio historial delictivo por estafas ha sido detenido por hacerse pasar por un inspector de Policía destinado en Granada y apropiarse de los datos personales de una mujer de 25 años con una situación económica precaria cuya identidad usurpó.

El ahora detenido, que estaba siendo buscado por las fuerzas de seguridad, ya había actuado en localidades de las provincias de Córdoba, Málaga, Jaén, Cádiz y Barcelona, y le constan causas en numerosos juzgados y detenciones por, al menos, tres cuerpos policiales, además de una reclamación judicial desde de Villanueva y Geltrú de Barcelona por un delito de estafa.

Según informa la Policía Nacional, había sido detenido en numerosas ocasiones por hechos relacionados con estafas, apropiaciones indebidas, falsificación de DN y pasaporte o usurpación del estado civil, a los que suma ahora la usurpación de función pública tras haberse hecho pasa por un inspector de Policía recién destinado a Granada.



El presunto estafador se había ganado la confianza de su víctima, una mujer de 25 años con una situación económica precaria, y entabló amistad con ella tras convertirse en un asiduo visitante de su lugar de trabajo, comportándose desde un principio como si fuese un inspector de Policía, para lo que mostraba una placa de identidad falsa. También aparentaba ser un empresario de éxito, propietario de numerosos negocios, entre ellos varios restaurantes, una discoteca y una clínica.

Tras ganarse su confianza, le ofreció a la joven un contrato de trabajo por un importe anual superior a los 25.000 euros, y le hizo creer que le iba a regalar un coche y a hacerse cargo de varias de sus deudas de la joven, para lo que simuló incluso que había realizado varias transferencias por más de 30.000 euros.

El presunto estafador consiguió los datos personales de la mujer después de que rellenará los formularios correspondientes a la tramitación del supuesto contrato de trabajo en su clínica y la transferencia del vehículo.

Esos datos servirían presuntamente para usurpar su identidad y cometer estafas, según la Policía, que mantiene la investigación abierta ante la posibilidad de que haya más víctimas.