La Caravana Abriendo Fronteras decide su próximo destino en Cazorla

Pirineos y Alpes, las fronteras interiores de ayer y hoy, nuevo destino de Caravana Abriendo Fronteras



La Caravana Abriendo Fronteras ha celebrado su encuentro invernal en Cazorla este fin de semana donde ha hecho balance de la caravana realizada este pasado verano a Canarias y decidir nuevo destino para el 2022.
Una delegación de 40 personas se desplazaron desde distintos territorios de la península, Andalucía, Catalunya, Euskal Herria, Extremadura, Huesca, Madrid y Valencia, han participado en el encuentro.

Las fronteras internas europeas son el nuevo centro de interés de la red, que recorrerá este verano los Pirineos, desde Euskal Herria hasta los Alpes, para finalizar en el Pirineo catalán.

Los autobuses partirán de Irun el día 16 de julio y concluirán el viaje el día 24. Las fronteras interiores europeas que en el siglo pasado fueron clandestinas para quienes enfrentaban los regímenes totalitarios europeos, vuelven a ser clandestinas para quienes enfrentan la políticas migratorias, económicas y comerciales de la UE. Por ello, el hilo de la memoria conducirá el recorrido de la próxima caravana.

Durante la estancia en Cazorla, el grupo se sumó al Círculo de Silencio que tuvo lugar en la plaza de la Corredera para demandar un trato digno y humano para las personas migrantes y denunciar el racismo institucional del gobierno español y de la UE.
Desde la caravana de Catalunya, Rosalía Molina Puyalon comentó que su objetivo es “visibilizar todas las situaciones de las personas emigrantes y el conflicto de las fronteras”.
Desde Euskal Herria, Agus Gorbea, que lleva participando en las caravanas desde la que se originó en Grecia en 2016. Donde participaron de 300 activistas de todo el Estado Español para denunciar el cierre de las fronteras y la vulneración de los derechos por parte de la UE. “Es la denuncia política de la situación que generan la guerra, el expolio o las dictaduras que en muchas ocasiones es responsabilidad del propio sistema capitalista y de occidente”. Una situación que según dijo “generamos indirectamente nosotros mismos a estas personas”.


Posteriormente en el Teatro de la Merced alcalde de Cazorla, Antonio José Rodríguez dio la bienvenida al colectivo y se proyectó el documental "El mar entre los olivos", un acercamiento a la migración desde la performance realizado por artistas locales. También se inauguró la exposición de pinturas de Liliana Coronado y se conoció el proyecto “Casa de la Luz”, un hogar de acogida para menores tutelados.

Un grupo de personas migrantes que trabajan como temporeros en la cosecha de la aceituna participaron en este encuentro y comentaron su experiencia al grupo de caravanistas.

Durante el encuentro Ongi Etorri Errefuxiatuak-Mugak Zabalduz Karabana presentó e invitó a tomar parte en la marcha a Bruselas, un proyecto que se llevará a cabo, junto a otras organizaciones europeas, los días 30 de septiembre y 1 de octubre, y que tiene como objetivo central denunciar en el corazón de la UE la responsabilidad de los gobiernos en las muertes en las fronteras. Bajo el lema “No más muertes por migrar”.