Las obras de emergencia en el 'San Eufrasio' van "a buen ritmo"

La recuperación de las cubiertas del pabellón de acceso al cementerio levanta ya la estructura de la nueva techumbre

 Cementerio San Eufrasio

Foto: EXTRA JAÉN

Intervención de urgencia en las cubiertas del cementerio viejo de la capital.



La recuperación de las cubiertas del pabellón de acceso al cementerio municipal de San Eufrasio, para la que se han destinado 100.000 euros, van a "buen ritmo", según ha confirmado el edil de Mantenimiento Urbano, Javier Padorno.

Los trabajos comenzaron hace dos semanas y ya han permitido la demolición de la cubierta de la antigua casa del sepulturero, situada a la derecha de la entrada, además de proceder a la construcción de un nuevo forjado y un zuncho perimetral, un elemento situado entre la unión de un muro de carga y un forjado que se encarga de que las cargas se repartan lo más homogéneamente posible.






Asimismo, ha destacado que este proyecto, dotado con 100.000 euros de presupuesto, se puso en marcha por parte de la Administración local para lograr la recuperación de las cubiertas del acceso al recinto funerario, dado el mal estado que presentaba esta parte del complejo, donde se sitúan la capilla y un pabellón contiguo. Gracias al avance de esta intervención, también se levanta ya la estructura de la nueva techumbre.

"Las obras, con un plazo de ejecución de dos meses, son las primeras que se desarrollan dentro del Plan Director, que prevé obras por valor de 1,7 millones de euros, para recuperación, restauración, mantenimiento y puesta en valor de este camposanto, declarado Bien de Interés Cultural", ha recordado el responsable municipal.

"Ponemos ya en marcha los primeros trabajos para la recuperación del Cementerio Viejo, donde descansan los restos de los personajes ilustres de la ciudad y se pueden apreciar auténticas joyas arquitectónicas", ha apuntado Padorno.



Del mismo modo, ha recordado que no es la primera vez que el Ayuntamiento acomete obras en el camposanto, como las labores de reparación de las cubiertas del patio tercero, hundidas a consecuencia de las lluvias y el abandono que había sufrido este espacio en años anteriores.

Los trabajos se ejecutaron por parte de la Concejalía de Mantenimiento Urbano y Cementerios en coordinación con el Patronato de Cultura, al tratarse de sitio histórico con protección que, desde el pasado 5 de noviembre de 2021, pasa a formar parte del patrimonio municipal, una vez formalizada la cesión gratuita al Ayuntamiento de Jaén del cementerio de San Eufrasio, declarado Bien de Interés Cultura (BIC) y lugar de Memoria Histórica, por parte del Obispado de Jaén.

Con la firma se culminó un acuerdo que se fraguó a finales de 2020 entre el Obispado y el Ayuntamiento. Hasta este momento la Administración local ostentaba el usufructo vitalicio de estas instalaciones, que solo le permitían acometer la vigilancia, apertura y cierre y el mantenimiento básico.

El julio pasado, el Pleno del Ayuntamiento acordó aceptar la donación de la propiedad del inmueble, estableciéndose como condicionantes que la capilla continúe abierta al culto y que se respeten los derechos adquiridos por los propietarios de los panteones y nichos.

El camposanto fue clausurado para enterramientos a comienzos de la década de los 2000 y fue declarado Bien de Interés Cultural en 2011. Las instalaciones acogen las tumbas y panteones de personalidades relevantes de la vida social, política, cultural y económica de Jaén del siglo XIX en adelante, caso de los condes de Humanes, Prado y Palacio, que fuera alcalde de Madrid y de Jaén, Martínez Molina y el economista Flores de Lemus, entre otros, razón por la cual este cementerio presenta un interés singular.

Metodología para intervenir en una joya patrimonial

El Plan Director de recuperación, restauración, mantenimiento y conservación del cementerio de San Eufrasio fue presentado, hace apenas un mes, en el edificio de Los Baños del Naranjo, en un acto en el que intervinieron los concejales de Cultura, José Manuel Higueras, y de Mantenimiento Urbano y Cementerios, Javier Padorno, así como los arquitectos que han elaborado esta herramienta de trabajo, Juan Carlos Martínez, Alejandro Rodríguez y Laura del Moral, pertenecientes a la empresa externa resultante de su licitación, Tríade Arquitectos, que han contado con la supervisión del arquitecto municipal Manuel de Toro.

La propuesta fija un paquete de intervenciones por un valor de 1,7 millones de euros que permitiría salvar al camposanto de su desaparición. Este Plan Director constituye un paso fundamental para que el Ayuntamiento pueda obtener financiación para la recuperación del monumento y le abre la puerta a concurrir así a las diferentes convocatorias y subvenciones, como la del 1,5% cultural del Gobierno de España.

El objetivo es la restauración de los tres primeros patios, de todas las cubiertas, de todas las viseras, de los caminos entre los panteones, caminos frente a los nichos e, incluso, convertir la que fue casa del conserje o enterrador, en un centro de recepción para los visitantes que vayan a pasear.