Domínguez: "La corrupción en la Faffe es la corrupción del PSOE"

Para el diputado del PP "nadie duda de que la Faffe fue una agencia de colocación de socialistas".

 Domínguez: "La corrupción en la Faffe es la corrupción del PSOE"

Foto: EXTRA JAÉN

El diputado autonómico y portavoz en la comisión de la Faffe del Parlamento andaluz, y presidente provincial del Partido Popular de Jaén, Erik Domínguez.



El diputado autonómico y portavoz en la comisión de la Faffe del Parlamento andaluz, y presidente provincial del Partido Popular de Jaén, Erik Domínguez ha señalado hoy que las conclusiones de la comisión de investigación son claras: “la corrupción en la Faffe es la corrupción del PSOE andaluz como Gobierno y como partido”. "Es imposible entender todo lo que ha ocurrido en la Faffe sin el papel del PSOE, que está detrás de la corrupción y del derroche de 480 millones, una cifra que se calcula tras el trabajo de tres años de la comisión de investigación en el Parlamento sobre la extinta fundación sobre la que el PP lleva presentando iniciativas desde el año 2011", asevera.

"Hoy, tras tres años de investigación, el PP registra en el Parlamento las conclusiones en la que se apuntan responsabilidades políticas a tres expresidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Susana Díaz, varios consejeros y la actual ministra Montero", asegura. “Los dirigentes del PSOE de Jaén, que han sido compañeros de partido, siguen callados ante otro grave caso de corrupción de los socialistas que hicieron de esta tierra su cortijo”, ha lamentado Domínguez. Para el diputado es evidente que "quien permanece callado y no condena hechos tan graves de quienes han sido sus compañeros no merecen la confianza de los ciudadanos”.

Para el dirigente popular, “nadie duda ya de que la Faffe fue una agencia de colocación de socialistas donde se repartieron subvenciones de manera irregular para mantener una red clientelar y que hubo una serie de hechos que superan todos los límites, como el gasto en prostíbulos y tarjetas opacas”, señala. Desde el punto de vista de las responsabilidades políticas Domíguez ve imposible separar la Faffe de los expresidentes Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Susana Díaz y de los responsables socialistas que dirigieron las consejerías de Empleo y Hacienda, incluida la actual ministra María Jesús Montero. “Unos por consentirlo, y otros, por dificultar la acción de la Justicia y de la propia Comisión”, ha manifestado.

Esas responsabilidades políticas -dice- llevan al propio PSOE, "que está detrás de todos los movimientos de la Faffe, porque eran militantes del PSOE quienes ocupaban los puestos de dirección de la fundación y porque eran militantes de ese partido la mayoría de los beneficiarios de decisiones que suponían derroche y corrupción”. El diputado afirma que esa es la herencia que se han encontrado el Partido Popular al llegar al Gobierno de la Junta de Andalucía “y es materialmente imposible que se ignoren desde el PSOE esas responsabilidades políticas manifestadas tras tres años de un importantísimo trabajo en el que se han analizado 20.000 expedientes de altas y bajas, miles de expedientes de subvenciones, informes de la Junta y la Cámara de Cuentas, auditorías, 27 secciones de comparecencias y 58 personas invitadas a colaborar a esclarecer lo ocurrido que vinieron a la comisión, aunque un número importante de ellas se negaran a hablar”.

Para Domínguez, aunque el PSOE ha dejado la Junta, la corrupción socialista "sigue estando ahí, perfectamente visible y analizable. En el PSOE hay personas y dirigentes que desde sus puestos en la Junta entonces y ahora desde otras responsabilidades ni siquiera en la comisión de investigación han querido colaborar para esclarecer las responsabilidades políticas".

Por último, el presidente de los populares jiennenses se ha preguntado qué tendrán que decir los dirigentes socialistas, "los que dicen ser el nuevo PSOE pero que conocen perfectamente al viejo PSOE y han formado parte de ese viejo PSOE", sobre los resultados de la investigación en los que ha quedado "nítidamente claro que la Faffe, como otros casos de corrupción como los ERE, Invercaria o los cursos de formación apuntan directamente a la línea de flotación del PSOE". "El supuesto nuevo PSOE es heredero directo de aquel manchado por la corrupción y hoy, por ejemplo, la ex secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, a la que pedimos responsabilidades políticas en este informe, se sienta en un escaño en el Senado; y una exconsejera de Hacienda, Maria Jesús Montero, se sienta en el Consejo de ministros", señala.