Ecologistas, en contra de la macrogranja porcina de Solera

Ecologistas alegan que el proyecto de la macrogranja porcina de Solera se pretende ejecutar en suelo protegido

 Ecologistas, en contra de la macrogranja porcina de Solera

Foto: E. P.

Imagen de la campaña en redes para detener la instalación de la macrogranja porcina.



Ecologistas en Acción ha alegado que el proyecto de la macrogranja porcina de Solera (Jaén), en la que se criarían unas 7.000 cabezas al año, pretende ejecutarse dentro del espacio protegido denominado Morrón. Se trata de una montaña que se sitúa junto a la población de Solera y que alcanza una altitud de 1.402 metros de altitud con el Pico Morrón.

A través de un comunicado, Ecologistas en Acción han apuntado que dicha estructura montañosa fue protegida y catalogada en los años 90 del pasado siglo como Complejo Serrano de Interés Ambiental, incluyendo dicha protección en las normas subsidiarias del Ayuntamiento de Huelma y prohibiendo instalaciones como es esta "explotación porcina intensiva y planta de compostaje" que se pretende instalar dentro de este espacio.

Se trata de una de las alegaciones presentadas por los ecologistas al proyecto de actuación y con la que presenten demostrar que estaría prohibido este tipo de instalaciones.

También, dentro de las alegaciones, se han recogido las posibles afecciones al acuífero que abastece a Solera, que serían tanto de extracción de diez millones de litros de agua, como la posible contaminación por una mal y escaso diseño de las instalaciones de compostaje.

Además, Ecologistas en Acción hace referencia a otras afecciones como son la presencia en esta zona de especies protegidas y hábitats de interés comunitario (HIC).

"Esta industria porcina intensiva generará aspectos muy negativos para la utilidad pública y el interés colectivo en la zona", han apuntado en el comunicado, al tiempo que hablan de "sobreexplotación y contaminación del acuíferos, destrucción de su patrimonio natural, destrozo de las vías de comunicación del municipio y pérdida de oportunidades, de acuerdo a los valores de la zona, como pueden ser el turismo rural o agricultura ecológica", que por otro lado son "infinitamente más beneficiosas laboral y ambientalmente hablando".

Han subrayado que "gran parte de la población de Solera se ha manifestado públicamente contra la instalación de esta industria porcina intensiva en este espacio". Por eso han manifestado que "esta oposición de los habitantes de la zona, por no ofrecer una verdadera utilidad pública, se ha ratificado en la numerosa jusprudencia del TSJA sobre autorizaciones basadas en la utilización inadecuada de este concepto".

Unas 1.800 personas se han sumado ya a la campaña de recogida de firmas abierta en una plataforma digital para detener la instalación de este proyecto sobre el que deberá pronunciarse el Ayuntamiento de Huelma-Solera.