El Consistorio destaca la buena labor del simulacro de los Bomberos

Simulacro de accidente de mercancías peligrosas de los Bomberos

 Actualidad

Foto: EXTRA JAÉN

Carlos Alberca y los Bomberos durante el simulacro.



El objetivo de esta actividad es mejorar la respuesta ante posibles situaciones graves en la ciudad y agilizar la coordinación entre los distintos cuerpos que tienen que hacerse cargo de una catástrofe, ha destacado el concejal de Seguridad Ciudadana, Carlos Alberca. En el ejercicio han participado medio centenar de personas, entre miembros del Servicio de Prevención de Incendios y Salvamento, SPEIS, Policía Local, Empresa Pública de Emergencias-061, Cruz Roja y Policía Nacional, además de una decena de figurantes.


La situación de entrenamiento, en tiempo real, ha comenzado a las 10.30 y, en apenas una hora, la emergencia estaba bajo control, al haber conseguido hacerse cargo de los 9 heridos y el fallecidos que se han simulado que eran las víctimas, y taponar la fuga tóxica de amoniaco. El concejal de Seguridad Ciudadana, Carlos Alberca, ha participado en el simulacro organizado por el Servicio de Prevención de Incendios y Salvamento, SPEIS, del Ayuntamiento de Jaén, en colaboración con la Empresa Pública de Emergencias-061, que ha tenido como escenario la Plaza de Santa María, y en el que también han intervenido Policía Local y Policía Nacional, además de Cruz Roja.



El objetivo de esta actividad es mejorar la respuesta ante posibles situaciones graves que se puedan presentar y agilizar la coordinación entre los distintos cuerpos que tienen que movilizarse. En concreto, se ha recreado una emergencia de tipo 1, esto es, aquella que pone en riesgo a las personas, los bienes y el medio ambiente, la más grave que se puede dar en el ámbito local, que ha consistido en el accidente de una cisterna, cargada de amoniaco, NH3, una sustancia que se emplea para la refrigeración en industria, y que es tóxica, corrosiva y explosiva. En el accidente simulado se han visto implicados tres vehículos, el camión de transporte, aportado por FCC, y dos turismos, cedidos por Desguaces J. Torres, y han resultado afectados una decena de personas, representados por los figurantes.


El ejercicio ha dado comienzo a las 10.30, con el objetivo de movilizar los recursos necesarios en tiempo real, y ha concluido apenas una hora después. En este tiempo, se han desplegado 15 bomberos en la zona, 7 policías locales, 5 policías nacionales, 9 miembros del 061, 3 del servicio de Urgencias y 4 de Cruz Roja que se han hecho cargo de la situación, que se ha saldado con un fallecido y 9 heridos, de los que 4 han sido trasladados al hospital muy graves y otros 3, con el mismo destino, presentaban heridas también severas. En total, unas 50 personas que han trabajado como lo harían en una situación real, incluidos los figurantes, que han hecho el papel de personas gravemente heridas o muertas o en estado de shock, con el riego que ello podría implicar. Para hacer frente a la contingencia, había un Puesto de Mando Avanzado, instalado por el Ayuntamiento, donde el concejal Carlos Alberca, el jefe del Servicio de Prevención de Incendios y Salvamento,SPEIS, Manuel Escudero y los inspectores Luis Ojeda, de la Policía Local, y Antonio Díaz, de la Comisaría, han coordinado todo el despliegue. Además, por parte de la Empresa Pública de Emergencias-061 se ha puesto al frente José Miguel Valdecantos.

El público situado en la Plaza de Santa María, donde un narrador explicaba con un micrófono la evolución de la práctica, ha podido ver cómo se desplegaban todos los medios, incluido un hospital de campaña, zonas de descontaminación y un pasillo expedito para la llegada y salida de “la zona caliente” de los distintos vehículos participantes. Una de las claves de la simulación, realizada en tiempo absolutamente real, ha sido que la fuga de NH3 ha sido taponada en menos de media hora, gracias al trabajo de dos bomberos equipados con trajes de protección NBQ, necesarios para hacer frente a riesgos de tipo nuclear, biológico y químico, por lo que no ha sido preciso activar el Plan de Emergencia Local, que implica la participación de otras administraciones, por lo tanto, se ha conseguido controlar con medios municipales y el apoyo de otros servicios.

“Hemos de destacar dos cuestiones de este gran simulacro, en el que se han involucrado más de 30 personas. Por un lado, acercar la profesionalidad de nuestros bomberos, nuestros policías locales, sanitarios y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a la población, que, en directo, han comprobado que estamos en buenas manos. Por otra parte, esta situación simulada, que podría ser perfectamente real, contribuye a preparar a estos profesionales para responder en el menor tiempo posible y con eficacia”, ha explicado el concejal Carlos Alberca. Al respecto, el edil ha expresado su agradecimiento al SPEIS por promover esta actividad, que ha sido posible, después de más de dos años y gracias a voluntarios fuera de servicio, y al 061. “Hoy ha sido una jornada importante para mejorar la formación de los que tienen que atendernos en una emergencia y para visibilizar su tarea”. Por su parte, Manuel Escudero, jefe del Servicio de Prevención de Incendios y Salvamento, ha destacado la diligencia respuesta de todos los participantes en esta intervención, para la que ha sido necesario, desde proceder a abrir paso a los vehículos de bomberos y sanitarios por dirección prohibida, a probar equipos como remolques de aire, que sirven para abastecer a los equipos de emergencia de oxígeno, o equipamientos específicos para situaciones de productos peligrosos.

La “zona caliente”, el lugar del simulacro propiamente dicho, ha estado ubicada frente al Registro General de la Gerencia Territorial del Catastro de Jaén, en el número 7 de Carrera de Jesús, junto a la Plaza de Santa María, y se ha acotado también otro espacio dedicado al despliegue del puesto de mando avanzado, que ha coordinado el operativo, frente a la Catedral, al igual que un hospital de campaña. Para remontarse a un simulacro en la vía pública en la capital, hay que remontarse a marzo de 2019, cuando el Servicio de Prevención de Incendios y Salvamento organizo una de estas actividades en el Paseo de las Bicicletas.

Para las tareas de logística y coordinación de todo lo necesario para que el desarrollo satisfactorio de la práctica, además de los bomberos dedicados a la emergencia propiamente dicha, ha habido otro equipo de coordinación. Todos ellos han sido voluntarios y realizan esta actividad fuera de turno, por lo que la dotación habitual de guardia del Parque de Bomberos ha permanecido en sus puestos, ante posibles emergencias reales, al igual que ha ocurrido con la Policía Local y el resto de servicios implicados.