Justicia valora los grupos educativos de menores infractoras

La delegada, Raquel Morales, destaca la “idoneidad” de los grupos educativos para delitos de violencia intrafamiliar cometidos por menores

 Infractoras

Foto: EXTRA JAÉN

El Grupo Educativo de Convivencia Inuka.



La delegada territorial de Regeneración, Justicia y Administración Local en Jaén, Raquel Morales, ha visitado las instalaciones que desde mediados del año pasado ocupa el Grupo Educativo de Convivencia Inuka, destinado a menores infractoras que cumplen medidas de medio abierto impuestas por jueces.

La delegada ha destacado la “idoneidad” de este recurso para conseguir la reeducación de las jóvenes que han cometido algún delito relacionado con la violencia intrafamiliar, “ya que en el mismo se trabaja para que estas chicas tengan una vida y una convivencia normalizada cuando retornen a sus domicilios”.

Morales ha incidido en que “”el 90% de los jóvenes que son derivados a este recurso lo son por delitos de este tipo, lo cual demuestra que los jueces confían mucho en este tipo de medidas porque se están dando muy buenos resultados”.

Ha dicho: “Los grupos educativos, como este, hacen una inmensa labor con los menores, ya que estos encuentran en estas viviendas un hogar en el que comienzan una vida normalizada, una vida ordenada, con límites y obligaciones y que luego van a poder mantener en sus casas una vez que cumplan su medida”.

El Grupo Educativo de Convivencia Inuka está gestionado por la entidad Meridianos y dispone de ocho plazas femeninas. Además, en Jaén existe otro recurso de las mismas características destinado a chicos.

Desde junio se encuentra en una nueva vivienda donde las chicas conviven con educadores por turnos en coordinación permanente con el equipo técnico y el director del centro, que establecen las pautas que deben seguir para lograr su reeducación.

Las menores hacen vida normalizada, asisten a sus institutos o centro de trabajo, en su caso, hacen deporte, talleres o excursiones, siempre en función de su comportamiento y objetivos marcados en su Programa Individualizado de Ejecución de Medida. Además pueden ir a sus domicilios los fines de semana si es recomendable y si su comportamiento ha sido adecuado.

En la actualidad, en Inuka cumplen medidas tres chicas, “esto quiere decir que hay cinco plazas libres, lo que demuestra la bajada que han experimentado los delitos con la pandemia. De hecho, el año pasado hubo ocasiones en las que tuvimos todas las plazas libres o con una o dos chicas”, ha indicado la delegada.

Morales ha agradecido a la entidad Meridianos, a la que recientemente se le ha adjudicado el contrato para gestionar este servicio por cinco años y prorrogable otros cuatro, “su implicación por ofrecer siempre mejores servicios de calidad y seguir avanzando”.