Las enfermeras denuncian el coste de los test de antígenos

Solicitan al Gobierno que se regule el precio como se hizo con las mascarillas.

 Las enfermeras denuncian el coste de los test de antígenos

Foto: EXTRA JAEN

Profesional sostiene un test de antígenos.



Las enfermeras solicitan al Gobierno central que regule de forma inmediata el precio de los test de antígenos que se venden en las oficinas de farmacia para evitar la especulación y diferencias de más de 10 euros entre unos establecimientos y otros. Recuerdan al Ejecutivo que en julio de 2021 se eliminó la prescripción de estas pruebas con el objetivo de “aumentar la capacidad diagnóstica durante la quinta ola de COVID-19 y no con la finalidad de que unos pocos se lucren a costa del miedo de la población", dicen.

“Desde hace dos años, venimos insistiendo en la importancia de que los test de detección del COVID-19 los realicen, preferentemente, profesionales sanitarios, como las enfermeras, formados y capacitados para ello. Hace seis meses que el Gobierno decidió liberalizar la venta de los test y ahora, con la sexta ola golpeándonos enormemente y las fiestas navideñas, observamos perplejos cómo en algunos establecimientos se ha aumentado el precio de las pruebas de antígenos más de la mitad en tan sólo dos días. Esto, una vez más, repercute y perjudica en el comprador final, el ciudadano de a pie”, afirma el presidente del ICOEJ, José Francisco Lendínez.
En este sentido, aseguran que se está repitiendo la misma fórmula que con las mascarillas, que cuando más necesarias eran, más subían de precio. De hecho, actualmente, existen diferencias de hasta un 200% en el coste de los test entre distintos establecimientos. “Nos pasamos meses reclamando que se fijase el precio de las mascarillas, puesto que en su día vimos diferencias abismales entre farmacias. Ahora, vuelve a suceder con los test de antígenos. Si lo que realmente se quiere es aumentar el diagnóstico precoz, es fundamental que se fije un precio máximo y asequible a todos los bolsillos”, puntualiza.
Aun así, recalca la importancia de comunicar el positivo al Sistema Andaluz de Salud y recuerda la necesidad de repetir la prueba para tratar y rastrear ese resultado.
La expansión de la nueva variante, ómicron, y las ganas de volver a la normalidad han hecho que la población acuda en masa a comprar estos test. La escasez en muchas farmacias ha ocasionado, a su vez, una subida de precio exponencial. Aun así, y con miles de test vendidos para disfrutar de unas fiestas más tranquilas, las enfermeras recuerdan la necesidad de mantener las medidas de protección porque estas pruebas pueden dar falsos negativos o, incluso, no realizarse como es debido. “No vamos a cesar en nuestro empeño de hacer entender a la gente que sólo los sanitarios conocen la técnica correcta para introducir el test. Realizarlo en casa, sin conocimientos, puede dar lugar a diagnósticos incorrectos, que pongan en riesgo la salud de las personas con las que nos juntemos en Navidad”, subraya Lendínez.
Además, se insiste en la necesidad de mantener las medidas antiCOVID como la mascarilla, distancia de seguridad, ventilación y limpieza de manos.