¿Por qué no se reducen las listas de espera en Salud?

La reestructuración experimentada en los centros de Atención Primaria sigue marcando los ritmos y las listas de espera no bajan. Estos son los motivos

 ¿Por qué no se reducen las listas de espera en Salud?

Foto: EXTRA JAÉN

centro de salud Federico del Castillo, en el barrio de Santa Isabel.



Los jiennenses siguen sufriendo la demora en el tiempo de espera para una consulta con su médico de familia, aun cuando la atención sanitaria ya no registra una alta presión, como ha ocurrido en los últimos meses por la pandemia del Covid-19.

La reestructuración experimentada en los centros de Atención Primaria sigue marcando los ritmos y las listas de espera no bajan ni a niveles pre-pandemia, ni como marca la legislación, que establece demora cero. La causa, el déficit de médicos.
Así lo confirman desde el Colegio Profesional de Médicos de Jaén y desde el Sindicato Médico.

“Las listas de espera están bajando, pero no a los niveles deseados. Faltan médicos. En 2008 se despidieron 150 médicos que no se han vuelto a contratar y las bajas por enfermedad no se cubren. Quienes hacen guardia, los días salientes no pasan consulta y el cupo crece. Otros médicos están asumiendo esos cupos. Todo ello genera demora en las listas de espera. La obligación es la demora cero para una cita. Esto no ocurre desde hace más de una década”, confirma el presidente del Sindicato Médico, Bernabé Castro.



En Andalucía faltan 1.300 profesionales médicos de Atención Primaria. En la provincia, estima Castro, al menos 150 profesionales. En Atención Primaria ejercen alrededor de 650 médicos de familia. Pero por qué no se contratan. La respuesta en la que coinciden es que no hay médicos en paro.

“No hay médicos en la bolsa de contratación desde hace bastante años”, confirma Bernabé Castro. Confirma que de los más de 20 sanitarios formados en Jaén capital como residentes médicos de familia se han quedado 6, mientras que en Úbeda, Andújar y en Linares se han quedado 5, respectivamente.

Y si la lista de espera supera los 6 días y ha alcanzado hace meses las dos semanas, conforme más lejos de las áreas metropolitanas, “hay más problemas para cubrir los puestos de médicos de familia”, con pueblos de medio rural que “ya no tienen médico”.
“Cuando llegó la pandemia, ya no había médicos de familia en la bolsa de contratación. Este tiempo nos han vendido que se han contratado, pero han sido renovaciones. Hay médicos que han renunciado porque les hacía mantener agendas como si estuvieran contratados al 100%, cuando sus contratos eran al 50% y se han ido a otras Comunidades Autónomas”, confirma Castro.

El presidente del Colegio de Médicos asegura que “ahora mismo no se puede corregir la previsión de plazas MIR, que no se puede hacer de un año a otro”. Gerardo Pérez advierte que hay que hacerla con una previsión de décadas. “Ahora mismo no hay médicos en paro y si lo quisiéramos recuperar ofertando contratos no aparecen en bolsa y los disponibles están trabajando”, confirma.

Pérez recuerda que en esta última legislatura, se han perdido 210 plazas MIR a nivel nacional. En la provincia jiennense, se han dejado de cubrir dos plazas en el Hospital de Úbeda.

Según el Consejo Andaluz de Colegios Médicos, en la provincia hay 2.008 médicos activos para una población de 633.564 habitantes. Esto se traduce en que la ratio es de un médico por 316 habitantes en Jaén, cuando la media andaluza se sitúa en uno médico por 234 personas.

Si la situación es “grave” ahora, en los próximos años, “más”. La tasa de reposición de los médicos que se jubilan no es compensada con los que se forman. “Se pueden jubilar alrededor de 300 médicos y se forma en torno a 60 y de estos, la mayoría se va. Jaén es una zona de difícil cobertura”, explican desde el Sindicato Médico. Y lo llevan advirtiendo desde 2010. “No se han tomado medidas políticas, pero se está potenciando la atención privada”, lamentan.

Desde el Colegio de Médicos aseguran que el “47% de los médicos andaluces se jubilarán en 10 años y las soluciones pasan por que haya más graduados en Medicina y se formen más médicos MIR”.

Otro aspecto es que la Atención Primaria “está dejando de ser atractiva” para los profesionales de la Medicina, por la “diferencia salarial y las condiciones laborales”, llegando a plantearse “otra especialidad” cuando empiezan a formarse.

“Hay un cambio de modelo de sociedad y los médicos jóvenes también han cambiado. La presión asistencial no ayuda, ni la ratio en las distintas consultas, por zonas y áreas sanitarias. El salario se ha mejorado durante esta legislatura, pero no se ha equiparado al de otras Comunidades Autonómicas. Muchos aceptan ofertas de trabajo de Francia, donde también faltan médicos y pagan más. En la medicina de familia se está viendo menos vocaciones”, asegura el presidente de los médicos.

Ya se han habilitado consultas de acogida presenciales en las que son profesionales de la Enfermería los que ‘discriminan’ pacientes que no llegan a la consulta del médico y los valoran.

Se tiende a la presencialidad, pero las consultas telefónicas en Atención Primaria “han llegado para quedarse”.

Del cupo de un médico de familia, hasta un 50% de consulta es con atención telefónica. “Un médico está atendiendo alrededor de 15 consultas telefónicas y el resto presenciales, hasta una agenda que no se cumple, alcanzo los 55 pacientes cuando deberían ser 38”, explica Castro.

Atención hospitalaria
En atención hospitalaria, “las listas de espera son reincidentes”, según confirma Gerardo Pérez. “Las listas de espera son reincidentes desde hace años. La situación se ha agravado por la pandemia. Cuando se han abierto consultas cerradas por la pandemia se ha acrecentado el acúmulo arrastrado, más las nuevas solicitudes. Hay déficit de especialistas. Es necesaria una previsión de plazas sanitarias, teniendo en cuenta la jubilación de las plantillas”, explica el presidente de los médicos.

Dice: “Las vacaciones nos las concedemos unos profesionales a otros, asumiendo el trabajo de los compañeros. La sociedad tiene que ser conocedora del esfuerzo que estamos realizando”.

En atención hospitalaria, los pacientes pendientes inscritos en lista de espera de consultas externas (a junio de 2021) en el Hospital Universitario de Jaén son 33.171 personas, con una demora media de 131 días para la primera consulta. Del total, 26.651 jiennenses proceden de Atención Primaria.

Un total de 6.864 pacientes están inscritos en lista de espera quirúrgica por grupo de procedimiento. De estos, 1.934 personas tienen plazos de respuesta de 90 entre 90 días y menos de 365. La demora media se sitúa en 183 días.

Ambas instituciones denuncian la falta de profesionales de especialidades como Neurología, Traumatología, Aparato Digestivo, Dermatología y Anestesia, ésta última fundamental para aligerar las intervenciones quirúrgicas.

“Aumentan las listas de espera porque hay una cronificación de las enfermedades, que requieren más revisiones”, dice el delegado de Hospitales del Sindicato Médico, José Antonio Álvarez.

Ante la falta de profesionales en los centros hospitalarios de Jaén, confirman que han contado con personal de apoyo llegado desde Granada.

Denuncian que la inversión con los conciertos con la Sanidad Privada va en “aumento”, cuando el Servicio Andaluz de Salud “tiene infraestructuras, quirófanos y profesionales dispuestos, a cambio de remuneraciones económicas aceptables”, explica Álvarez.
“Hasta hace un año, se realizaban intervenciones quirúrgicas por las tardes, para aliviar las listas de espera. Sólo se hace en algunas consultas. Los quirófanos están vacíos por las tardes porque no se llega a un acuerdo económico con los sanitarios. Ni han hablado, ni negociado”, lamenta.

Como ocurre en Atención Primaria, en la hospitalaria “la bolsa está cerrada” porque no hay médicos especialistas.