“Las canciones tratan sobre lo que vivo, me impacta y me importa”

Arranca gira con el concierto de la VI Noche Jahenciana, el día 30, en los Baños Árabes, cuando sonarán temas de los dos primeros discos y un tercero que saldrá en 2022

 “Las canciones tratan sobre lo que vivo, me impacta y me importa”

Foto: LOLA LÓPEZ

León García



Su relación con la música siempre ha sido vocacional, desde su juventud y, aunque nunca la dejó, sí marcó un paréntesis que le hizo regresar con más ganas que nunca y consolidar la que hoy es su banda, ‘El Niño Erizo’, con la que hace cuatro años y medio arrancó su proyecto musical más serio como compositor, cantante y guitarrista. 

León García (Jaén, 1972) tocará el 30 de octubre con la VI Noche Jahenciana, en el Centro Cultural Baños Árabes, arrancando así una gira en la que disfrutará de salas y directos con conciertos en los que sonarán temas de sus tres discos: ‘El problema se resuelve con abrazos’, ‘Y mi respuesta es…’ y un tercero que aún no tiene título, pero sí temas que ya están sonando. “Será el primer concierto de la gira. Nunca hemos tocado en ese escenario y nos hace mucha ilusión. El programa Jaén Genuino es genial”, valora. Comenzó en la música con apenas 16 años y la banda ‘Lola Nos Quiere’, que también subirá al mismo escenario, ya tenía un nombre. “La ilusión es doble”, reconoce. 

Tras una pandemia sin apenas conciertos, “ya se están cerrando fechas” y ‘El Niño Erizo’ tocará en Málaga, Granada, Sevilla y Madrid en los próximos meses. “La pandemia afectó a nuestro segundo disco. Casi no hemos podido defenderlo en directo”, lamenta. De ahí sus ganas de volver a los escenarios. “Está bien ensayar y componer, pero el directo te permite enseñar a la gente lo que haces. La adrenalina del escenario gusta”, dice.



León García comenzó siendo cantante de dos bandas que montó con amigos, ‘Versión Original’ y ‘Uno más’, pero cuando tenía poco más de veinte años decidió parar. Hace casi trece años empezó de nuevo a componer y la guitarra volvió a sus manos.  “Nunca había tocado la guitarra más allá que para componer”, recuerda. Rodearse de músicos con las mismas ganas de volver que él, le animó a crear ‘El Niño Erizo’, su proyecto más personal. 

Siempre se ha movido en el pop-rock y, ahora, es el indi-pop el género en el que más cómodo se siente, incorporando toques de una guitarra “más dura”.  

Se formó con el guitarrista jiennense Alberto Pérez. “Trasteaba la guitarra. Quise aprender a tocarla para empezar a componer. Me vino genial estar con él y conseguí lo que quería. He tenido la oportunidad de hacer canciones propias. He conseguido componer”, agradece.

Como compositor no esconde nada. “Las canciones son autobiográficas. Tengo que haberlo vivido o haberlo sentido, componer sobre cosas que me han pasado a lo largo de la vida, que me importan, me impactan y me afectan mucho”, apunta. Entiende la composición como una “catarsis”. Explica: “Siempre tienes a gente a la que le cuentas cómo te encuentras, pero al plasmarlo en una canción sueltas lastre y peso emocional. Compartirlo con el público es desnudarte ante él. Es bonito estar en el escenario. Quien escuche tu letra sabe que te estás desnudando, que estás mostrando una parte de tu vida. Es como decir así me siento”. En esta línea, asegura que “una canción ayude a sentir bien a otro, cuando la haces para hablar de ti, es lo más bonito que te puede pasar como músico”.  

Confiesa que compone a base de tarareos que graba en el móvil. “Me vienen a la cabeza cuando me meto en la cama. Me acuesto y me surge la melodía”, dice entre risas. Cuando tiene la canción estructurada, la lleva al local de ensayo, convertido también en estudio de grabación. “Llego con la versión en acústico, con una letra, y cada uno aporta. Sin toda la banda y sin el local donde nos encontramos, las canciones no tendrían ningún sentido”, dice.

En la evolución de la banda ha influido un mayor conocimiento entre los músicos y el crecimiento musical. También los temas, que ahora llegan fácilmente por sus melodías y estribillos pegadizos.

Están dando forma a canciones nuevas. “Espero que el disco esté para mayo o junio de 2022. Estoy muy inspirado y están saliendo muchas canciones. Puede que incluyamos ocho o nueve temas”, adelanta. Se considera un “romántico” y quiere que el disco salga en CD. Autoproducido, el disco verá la luz con el sello Flor y Nata Records.

Asegura que Jaén no les trata mal. “Quizás no hacemos una música que sea lo normal que se hace en Jaén. Dentro del panorama de la ciudad, ahí estamos. No es que no nos llamen, pero no queremos tocar más de una o dos veces al año en Jaén. El público siempre responde”, agradece.