Declaran culpables a los temporeros acusados de matar a otro en Frailes

El Ministerio Fiscal y la acusación particular ejercida por la familia de la víctima ha pedido que se les imponga una pena de 15 años de cárcel

 temporeros juicio Frailes

Foto: EXTRA JAÉN

Los dos acusados durante la lectura del veredicto.



El jurado ha declarado por unanimidad culpables de homicidio con el agravante de abuso de superioridad a los dos temporeros, de 21 y 41 años, que han sido juzgados en la Audiencia de Jaén por matar a golpes en Frailes (Jaén) a un compatriota que también había venido a la provincia de Jaén a trabajar en la campaña de recogida de aceituna.

Una vez emitido el veredicto, ahora será la magistrada presidenta la que encargada de dictar la sentencia. Para ello, el Ministerio Fiscal y la acusación particular ejercida por la familia de la víctima ha pedido que se les imponga a cada uno de ellos una pena de 15 años de cárcel, mientras que las dos defensas han solicitado 12 años de cárcel.

Los dos acusados se declararon inocentes en el jurado y apuntaron a un tercero como la única persona que sabe lo que ocurrió en el interior de la vivienda donde el 1 de enero de 2020 apareció el cadáver. Los dos mantuvieron que cuando ellos se marcharon de la casa, la víctima, de 41 años, estaba viva.

Pese a ello, el jurado basándose en las declaraciones de los testigos y los peritos, han necesitado menos de un día de deliberación para declarar culpables a los dos acusados que llevan 27 meses en prisión preventiva.

Los dos acusados señalaron que el día de los hechos habían ingerido una gran cantidad de alcohol tanto ellos como la víctima.
Señalaron que fueron a la vivienda del fallecido junto con el hermanastro de uno de ellos y que siguieron bebiendo vino. En un momento dado, según sus declaraciones, la víctima subió a la planta de arriba a por tabaco y cuando bajó, lo hizo con un cuchillo jamonero en la mano.

Según el acusado más joven, la víctima le puso el cuchillo en el cuello mientras que le decía que le iba a matar y por eso abandonaron la vivienda, extremo que ha rechazado el jurado puesto que los ha considerado autores de la paliza que costó la vida a un hombre de 41 años.

Las lesiones que le ocasionaron resultaron, como dijeron los forenses, "forzosamente incompatibles con el mantenimiento de su vida" y la víctima acabó falleciendo por un "cuadro de shock traumático-hipovolémico a consecuencia de múltiples traumatismos craneoencefálico, abdominal y torácico".

El Ministerio Público había calificado inicialmente los hechos como constitutivos de un delito de asesinato por el que pedía una pena de 19 años de prisión, mientras que la acusación particular contemplaba el agravante de ensañamiento y reclamaba para los dos 25 años de prisión.

Sin embargo, finalmente, Fiscalía cambió su calificación de asesinato a homicidio, que es por lo que finalmente el jurado ha condenado a los dos acusados.