Lluvia de patrimonio

La Noche Jahenciana abrió al público 24 monumentos del conjunto histórico

 Lluvia de patrimonio

Foto: Ramón Guirado

Ambiente en la VI Noche Jahenciana.



La lluvia y el fuerte viento no pudieron con la VI Noche Jahenciana. El pasado sábado, 30 de octubre, la capital fue testigo de las ganas de patrimonio que jiennenses y visitantes aguardaban, con una afluencia ininterrumpida desde la tarde a la madrugada en los 24 monumentos abiertos en una edición de récord.

Tras un 2020 de suspensión por la pandemia del Covid-19, este año la VI Noche Jahenciana ha devuelto al casco histórico de la capital la esencia del programa ‘Jaén Genuino’ de VIVA JAÉN, con aforos controlados y medidas de seguridad.  A pesar de las condiciones meteorológicas, se celebró una jornada cultural, patrimonial y musical con el objetivo de dar a conocer la monumentalidad jiennense para fomentar su conservación y promoción. “La valoración es muy positiva. Hubo gente en los monumentos, por las calles y en los bares disfrutando de la Ruta de la Tapa Jahenciana. La Noche Jahenciana tiene tirón, es una quedada para las personas”, adelanta el coordinador de ‘Jaén Genuino’, Tomás Roldán.

La afluencia “no fue masiva”, como en anteriores ediciones, debido a la lluvia, pero “no paró de haber tránsito de personas en los monumentos”, explica. Entre los más visitados, el refugio antiaéreo de la plaza de Santiago y el Arco de San Lorenzo. En ambos, hubo personas esperando hasta la hora de cierre y se tuvo que cortar la cola. Igualmente, la afluencia fue alta en el Torreón de Torralba, la Santa Capilla de San Andrés, el Centro Cultural Baños Árabes, las iglesias y la Catedral. Los pases para visitar el refugio antiaéreo del antiguo hospital San Juan de Dios permitieron la visita a 180 personas.



Como novedad, este año se han podido visitar la Iglesia de San Juan y Congregación del Santo Sepulcro, la Iglesia de la Merced y claustro; Los Baños del Naranjo, y el centro de dinamización turística ‘Jaén Paraíso Interior’. Además, en la Iglesia del Convento de Santa Teresa (Carmelitas) y en la Iglesia del Convento de ‘Las Bernardas’ se pudieron ver las fotos del interior de los conventos que formaron parte de la exposición ‘Clausura en Jaén en 2019’. Este año ha vuelto a abrir el Conservatorio Profesional de Música ‘Ramón Garay’, que en 2019 estaba en obra, y que el pasado sábado sorprendió a los visitantes.

Como novedad, las visitas se pudieron realizar con audioguías facilitadas por la empresa SienteXauen, que por primera vez ha colaborado en la Noche Jahenciana. A través de códigos QR y con descargas en su página web, los usuarios disfrutaron de la historia del Castillo y el cerro de Santa Catalina, la Catedral, el Centro Cultural Baños Árabes, los barrios de La Magdalena, San Ildefonso y Santa Cruz (Judería) y la calle y fuente de Los Caños. Según datos facilitados por su responsable, Noelia Castilla, la noche del sábado se contabilizaron en torno a 7.000 visitas en la web y 880 descargas de audioguías.

“Si la noche del 30 de octubre, tan desapacible, no se hubiera celebrado la Noche Jahenciana, en las calles de la ciudad no hubiera habido gente. Es una noche que atrae a muchas personas. Observamos que era gente muy interesada en el patrimonio y llegadas de la provincia y de fuera de Jaén”, reconoce Roldán.

Los monumentos con cierre estipulado a las dos de la madrugada “mantuvieron a la gente en la calle disfrutando del patrimonio de la ciudad”. Y es que fue una buena noche para ver el patrimonio debido a la menor afluencia. “En una Noche Jahenciana con buen tiempo las personas tienen que seleccionar qué monumentos quieren ver porque hay colas de hasta una hora de espera. En esta edición, aunque había colas, iban con mucha fluidez. Las personas han podido aprovechar y ver más monumentos que en otras ediciones al no haber esa afluencia masiva a la que nos tiene acostumbrada la Noche Jahenciana”, explica.

Finalmente, se celebraron los dos conciertos programados en espacios cubiertos. ‘Cantoría’ volvió a la parroquia de San Bartolomé, como en la edición de 2019, y una vez más llenó. La cantaora Vicky Romero actuó en el Colegio de Arquitectos de Jaén, con Juan Moreno a la guitarra, llenando el aforo de público ávido de flamenco. Fue una de las incorporaciones a la Noche Jahenciana, que sonó a martinete, granaína y media, tangos de la carlotica, bamberas, colombianas, fandangos de Huelva y bulerías. “Ambos conciertos fueron magníficos y se llenaron de gente”, valora.

‘Moneando Jaén’ actuó en el patio de columnas del Centro Cultural Baños Árabes, con un espectáculo de danza y leyenda que encandiló a los presentes.  En la empresa jiennense de coworking ‘Cuatro Gatos’, en la calle Obispo Aguilar, se desarrollaron juegos interactivos en su escaparate y actividades que congregaron a bastante público.

La celebración de la V Ruta de la Tapa Jahenciana en 20 establecimientos hosteleros animó la noche, con lleno en todos, “incluso con reserva desde hacía días”, comenta Roldán.

En su sexta edición, la Noche Jahenciana se ha consolidado como la cita ineludible con la que la ciudad reclama la apertura del patrimonio a todos. Se pudo celebrar gracias al patrocinio del Ayuntamiento de Jaén, la Diputación Provincial, la Junta de Andalucía, la Universidad de Jaén, la Iglesia de Jaén, Caja Rural de Jaén, Grupo Avanza, colaboradores, patrocinadores y un equipo de 25 voluntarios que se coordinaron para garantizar un buen desarrollo. Y así fue.