Santa Elena solicita a la Junta que proteja las pinturas rupestres

Pide a Cultura la protección para evitar nuevos actos vandálicos

 Santa Elena solicita a la Junta que proteja las pinturas rupestres

Foto: EXTRA JAÉN

Restauración de pinturas rupestres.



El Ayuntamiento de Santa Elena (Jaén) ha remitido un escrito a la Delegación de Cultura solicitando la protección de las pinturas rupestres de Las Sacerdotisas mediante la instalación de una reja y un metacrilato. Se pretende así poner coto a los actos vandálicos después de que a finales de 2021 rociaran estas pinturas con spray rosa.

El alcalde de Santa Elena, Ramón Coloma, ha indicado a Europa Press que el objetivo es conseguir que "las personas que nos visiten puedan disfrutar de estas magníficas pinturas rupestres y al mismo tiempo que estén protegidas ante el vandalismo".

El escrito del Ayuntamiento se remitió a finales del pasado mes de enero y por el momento la respuesta ofrecida, según el alcalde, no concreta nada en lo que se refiere a las pinturas, aunque Coloma confía en que "en breve" pueda abordar esta cuestión en persona con el delegado Jesús Estrella.

Coloma ha incidido en que se trata de una actuación de bajo coste, no más de 3.000 ó 4.000 euros, al tiempo que ha insistido en la necesidad de actuar y poner medios para evitar que se reproduzcan actos vandálicos.

Sí ha habido respuesta concreta a la parte del escrito en la que se solicitaba consolidar los restos del Castillo de Castro Ferral "por su valor histórico como punto emblemático" en la Batalla de las Navas de Tolosa y por peligro de derrumbe. En este caso, Cultura los remite a la Delegación de Desarrollo Sostenible por ser un bien que se encuentra dentro del Parque Natural de Despeñaperros.

La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico logró restaurar con éxito las pinturas rupestres del Conjunto VII del yacimiento de las Vacas del Retamoso, en el Parque Natural de Despeñaperros (Jaén), que fueron objeto de este acto vandálico y en las que se intervino nada más conocer lo que había sucedido.

Tras varias semanas de trabajo, las labores de restauración finalizaron con éxito, gracias a la confección de un producto específico en gel que se ha aplicado mediante imprimación de hisopos de algodón en varias fases de limpieza. Con esta técnica, la pintura vandálica va quedando adherida al algodón, lo que permite que sea removible sin afectar a las manifestaciones artísticas situadas debajo. Respecto a las capas más superficiales, se ha eliminado la pintura vandálica con ayuda del bisturí y una lupa binocular.

Los trabajos de retirada de las pinturas vandálicas se pudo llevar a cabo después de realizar una analítica mediante fluorescencia de Rayos X con objeto de determinar la composición de un producto idóneo para su eliminación. Igualmente, antes de proceder a la aplicación de dicho producto, se descartó su posible filtración realizando ensayos en otros soportes del entorno para así asegurar su conservación.

Las manifestaciones artísticas rupestres que han recuperado ya su estado original y para las que el Ayuntamiento pide protección se conocen popularmente como 'Las sacerdotisas'. Se trata de dos figuras antropomorfas bitriangulares con tocado, dispuestas junto a un ciervo en actitud de berrea. Sus pigmentos son rojizos, con el hierro como uno de sus principales componentes.

Las sacerdotisas forman parte de las manifestaciones artísticas de estilo esquemático y levantino que alberga el Conjunto Rupestre Vacas del Retamoso-Los Órganos, con 400 figuras diseminadas en 14 puntos diferentes. La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico encargó en 2020 a un grupo de expertos diversos estudios y proyectos para caracterizar y conservar este patrimonio cultural. Habían culminado el pasado año antes de producirse el ataque.

El paso de Despeñaperros es un territorio jalonado por la presencia de numerosos conjuntos de arte rupestre distribuidos a lo largo de la línea de fractura de la sierra, formando cinco núcleos que se localizan en las cabeceras de los ríos Guadalmena, Guadalén, Guarrizas, Despeñaperros y Rumblar. En ellos se han catalogado unos 50 yacimientos, con unos 115 abrigos o conjuntos, siendo el yacimiento de Vacas del Retamoso-Los Órganos el más destacado por la abundancia y variedad de sus representaciones.