El principio de acuerdo de financiación para la UJA no frena las protestas

Celebrada la concentración de la Plataforma en Defensa de la UJA, a pesar del acuerdo entre rectores y Junta, con asistencia de alrededor de 500 personas

Video: Ramón Guirado

Concentración de la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Universidad de Jaén, ante la delegación del Gobierno, con presencia de casi 500 personas.



La defensa de la Universidad de Jaén (UJA) y un modelo de financiación “digno y justo”, que no la discrimine, sigue viva.

Apenas veinticuatro horas después de que el rector de la UJA, Juan Gómez, y el de las otras nueve universidades andaluzas alcanzaran un “acuerdo satisfactorio” con la Junta de Andalucía sobre la financiación para 2022 y de cara a los próximos años, esta tarde se ha celebrado la concentración organizada por la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Universidad de Jaén.

Prevista desde el pasado 31 de marzo, alrededor de 500 personas se han concentrado ante la delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén, en representación de las más de 600 adhesiones de respaldo a la Plataforma.




“Con el recorte brutal que propone la Junta, en cinco años, la Universidad de Jaén pasará a ser el 40% de lo que es ahora. Es un plan tremendamente injusto. De aplicarse todos los criterios de un modo imparcial a la UJA, no tendrían que recortarnos 8 millones de euros (hasta 2026), sino darnos 35 millones. El modelo es arbitrario. El Consejero de Universidades propone un plan tramposo”, ha dicho el coordinador, Alberto del Real, detrás de una pancarta que también sujetaron autoridades del Ayuntamiento, la Diputación, partidos políticos y sindicatos.


Desde la Plataforma han rechazo la aplicación del Plan porque “la Universidad no se toca y este plan la asfixia”. Solicitaron la retirada del Plan, “no su modificación o aplicación con parches”; un sistema de financiación “justo, estable y duradero” y que la UJA no esté financiada con gastos de carácter “extraordinario”, ya que son “limosna” y no van a aceptarlo.

Señalaron al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, como ”único interlocutor válido”, ante las “mentiras” del consejero Rogelio Velasco, y avanzaron que le pedirán una reunión como Plataforma para que “escuche la voz de la sociedad civil de Jaén” y decirle que “quien ataca a la UJA ataca a la provincia y a los jiennenses”.

Entre aplausos de los concentrados dijo: “Están asustados porque Jaén se moviliza”.


Explicaron que el acuerdo alcanzado con los rectores es “atípico” y que lo único que quiere la Junta es “desmovilizar a la sociedad jiennense”. Del Moral se refirió al comunicado remitido por la Junta la noche del miércoles. “No está firmado por nadie y está lleno de ambigüedades e indeterminaciones”, afirmó.

En cuanto al uso de fondos extraordinarios para financiar la UJA, se niegan a la utilización de los ‘Feder’ “para pagar la estructura básica, los campus de Jaén y Linares, porque luego hay que devolverlos con intereses”.

Se refirieron a una “legislatura agotada” y a la próxima convocatoria de elecciones para argumentar que el acuerdo es “una promesa electoral trampa para desmovilizar a la sociedad de Jaén”.


Las manifestaciones previstas para el 27 y el 28 de abril, en Jaén y Linares, siguen adelante.

El rector de la UJA no ha estado en la concentración. Según declaró esta mañana, ya no tenía sentido. Y es que eran las 10:30 horas de este jueves cuando daba a conocer la propuesta acordada por todos los rectores de las universidades públicas andaluzas que el miércoles se abordó en la reunión de estos con la Consejería de Universidades.


Juan Gómez se mostró “satisfecho” con el acuerdo alcanzado. “Mi compromiso era trabajar para buscar soluciones y ése ha sido el único objetivo en este mes de intensísimo trabajo”, dijo.

Del Real se refirió en la concentración a los “avances de negociación y no acuerdos conseguidos por el rector”. Dijo: “No podemos tomar lo que se ha tratado como un acuerdo definitivo porque no se ha concretado nada”.

Según Juan Gómez, el acuerdo se divide en cuatro puntos, con los que se soluciona la situación de 2022 y otros problemas de cara al futuro. Los tres primeros puntos recogen las soluciones para la situación de las universidades públicas andaluzas para el año 2022.

En definitiva, se aportarán más fondos, que deben ser, si es posible, de autofinanciada, y si hay una parte que no es autofinanciada, tiene que estar garantizada la ejecutabilidad de esos fondos, que se repartirán entre las diez universidades públicas.

“Se va a incrementar el montante de la financiación destinada actualmente a las universidades para garantizar a todas, al menos, el 100% de la financiación de 2021 más el 2,8% de la cuota este año (capítulo 1, de personal), que es el que tiene un incremento legalmente obligado a asumir por las universidades públicas. Atendiendo a la disponibilidad presupuestaria, se recurrirá preferentemente a recursos autofinanciados”, explicó el rector.

Además, este año no se aplicará el modelo de financiación, sino un ‘acuerdo’ entre los rectores, el Consejo Andaluz de Universidades (CAU) y la Consejería.

“El reparto de este año no es una aplicación del modelo, sino que es un ‘acuerdo’ entre los rectores y el CAU. No se aplicaría el borrador de la orden, sino que es un acuerdo entre los rectores, como se ha hecho en otras ocasiones. Por lo tanto, las cantidades que corresponde a cada universidad, en las que se incluye el incremento del 2,8% para capítulo 1, se repartirán por un acuerdo del CAU”, explicó, haciendo referencia al modelo de reparto.

El punto cuarto afecta al futuro y supondrá la “revisión inmediata del modelo de financiación de manera consensuada, a través de un grupo de trabajo conformado por la Consejería de Transformación Económica y las diez universidades públicas”, según explicó.

El compromiso es que se va a hacer “una revisión del modelo a cero, sin límites”, por lo que lo que salga de ese grupo de trabajo debe ser “un modelo que responda a las necesidades de desarrollo de todas las universidades, la de Jaén y las demás, y que garantice suficiencia financiera y capacidad de desarrollo de todas las universidades”, dijo.

Aseguró que van a estar “vigilantes para que todo se cumpla”. Dijo: “Había dos problemas y hemos encontrado dos soluciones con las que hay que seguir trabajando”.

Gómez confía en que “de forma inminente” los rectores puedan reunirse con el presidente de la Junta para explicarle la “necesidad de tener un modelo que responda a las necesidades de desarrollo de todas las universidades”.

Terminó: “No aceptaré un modelo que no sea justo con la Universidad de Jaén”.