La mediación funciona con los menores infractores

El 91 por ciento de las mediaciones con menores infractores en la provincia consigue una solución satisfactoria

 La mediación funciona con los menores infractores

Foto: EXTRA JAÉN

Fiscalía de menores.



Casi el 35 por ciento de los expedientes tramitados por la Fiscalía de Menores de Jaén durante 2021 planteó la mediación como mecanismo de resolución extrajudicial de conflictos y alternativa a los litigios. En concreto, en 103 expedientes se acudió a esta vía y en el 91 por ciento de ellos hubo una solución satisfactoria.

Son datos facilitados a Europa Press desde la Fundación Diagrama, que gestiona en la provincia este servicio a través de un convenio con la Junta de Andalucía, ante la reciente conmemoración del Día Internacional de la Mediación.

Desde la entidad, se ha precisado que constituye una alternativa al procedimiento judicial para lograr una solución antes de que el expediente vaya a juicio. "Se trata de buscar un acuerdo entre la persona menor infractora y la víctima, una reparación del daño causado para que tanto la víctima como el menor salgan beneficiados de este procedimiento", ha comentado.

En este sentido, ha destacado las ventajas de la mediación, empezando por que "cuenta con todas las partes: con la persona menor infractora, con la opinión y el apoyo de los padres de ese menor, con la víctima, con la comunidad", de manera que es "un proceso específico, pero a la vez muy abierto a todos los actores" implicados.

Junto a ello, ha aludido al potencial reeducativo que tiene este mecanismo y su "inmediatez" frente a los tiempos más amplios que entraña un proceso judicial, puesto que "en dos meses, aproximadamente, está solucionado todo el procedimiento, desde que el menor declara hasta que se inicia y finaliza esta intervención".

La mediación en el ámbito penal juvenil la propone la Fiscalía de Menores y se tiene que dar una serie de requisitos, como "que sea el primer expediente del menor, la primera vez que pasa por Fiscalía, y que el delito no sea considerado grave".

RECONOCIMIENTO Y VOLUNTAD
Además, y "lo más importante", es que el menor infractor "reconozca los hechos y su responsabilidad". "Debe tener una voluntad de reparar a la víctima, bien a través de una acción directa hacia ella, de una reparación económica cuando se peritan unos daños, o a través de unas acciones educativas que van en beneficio del propio menor", ha añadido la Fundación Diagrama.

Con esos condicionantes, durante el año 2021 "casi el 35 por ciento de los expedientes de la Fiscalía de Menores, 103, se llevaron a cabo mediante la mediación". "A pesar de que el número de expedientes en Fiscalía viene bajando en los últimos años, el volumen de los que se solucionan mediante mediación se mantiene", ha valorado.

Ha resaltado, igualmente, el elevado índice de resolución de este mecanismo, ya que "el 91 por ciento de esos procesos de mediación acabó de manera satisfactoria". En ellos, la función del mediador no es resolver el conflicto, sino conducir el proceso técnicamente para modelar la negociación. Estos profesionales informan, observan y preparan también a las partes, introduciendo elementos de reflexión que posibiliten el acercamiento y el acuerdo.

Con respecto al perfil de los menores infractores que pasan por este procedimiento, desde la entidad se ha apuntado que tienen "una media de 15 años, la mayoría estudia segundo o tercero de la ESO, pertenecen a familias nucleares, con los dos progenitores" y, "de cada diez, siete son chicos y tres, chicas". En cuanto a los delitos que los llevan a esta situación "son, principalmente, de lesiones, hurtos y conducción sin licencia".