Orcera dedica una plaza a su alcalde fusilado en el franquismo

El pleno del ayuntamiento de Orcera acuerda que el alcalde orcereño represaliado, tenga un espacio con su nombre, el parque situado ante el teatro municipal

 Orcera dedica una plaza a su alcalde fusilado en el franquismo

Foto: RADIO VILLACARRILLO



El pasado 25 de marzo el pleno del Ayuntamiento de Orcera acordó por unanimidad la designación del parque municipal existente junto al teatro Emilio de la Cruz Aguilar como Parque alcalde Emilio Pérez Endrino. Se daba cumplimiento a un acuerdo de 10 de mayo del año 2000 por el que el Ayuntamiento de Orcera acordó rendir homenaje a este vecino represaliado por el Franquismo con la denominación de un espacio público con su nombre sin llegar a determinar cual.

Emilio Pérez Endrino (Orcera 29-3-1903 / Jaén 31-5-1941), fue alcalde de Orcera desde el 8 de abril de 1932 hasta el 25 de abril de 1934 y desde el 24 de febrero de 1936 hasta el 27 de marzo de 1939, cuando en vísperas de la caída de la II República se entregó el control municipal a los falangistas del municipio. Con la implantación en Orcera, como cabeza del partido judicial, de un tribunal de guerra fue procesado junto a otros muchos vecinos de la Sierra de Segura por su vinculación a partidos políticos que tuvieron presencia en los gobiernos municipales y actividades sociales durante la II República. Fue condenado a muerte junto a otros dos concejales del Ayuntamiento de Orcera, Diego Sánchez Fajardo y José Sánchez Campos. Sobre este último el Ayuntamiento de Orcera hizo un reconocimiento público y restituyó su honor en 2014. Una calle de Orcera tiene su nombre.

Emilio Pérez Endrino fue fusilado en las tapias del cementerio de San Eufrasio en la capital el 31 de mayo de 1941 a los 38 años de edad. Vivía en la Calle la Bolea y era albañil de profesión. Era el mayor de cuatro hermanos (Juana, César y María Jesús) y desde 1932 estaba vinculado a la Agrupación Socialista de Orcera. Se casó con Virginia Zorrilla Pérez, la cual quedó viuda sin hijos y falleció en Orcera en diciembre de 1975 a los pocos días de la muerte del Dictador.

El 29 de abril de 1939 fue encarcelado de forma provisional en Orcera el 19 de junio de 1939 fue trasladado a la cárcel de Villacarrillo. Fue condenado a muerte y la sentencia se ejecutó en Jaén, donde fue fusilado en las tapias del cementerio de San Eufrasio.