A prisión los dos adultos detenidos por apuñalar a una mujer en la calle

El otro detenido, un menor, ha sido enviado a un centro de menores

 A prisión los dos adultos detenidos por apuñalar a una mujer en la calle

Foto: E. P.

Comisaría de Jaén.



El Juzgado de Instrucción número 4 de Jaén ha acordado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de las dos personas adultas, un hombre y una mujer, detenidas por un intento de homicidio de una mujer a la que presuntamente apuñalaron en la vía pública en un caso de ajuste de cuentas entre familias rivales.

Según se ha informado desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), las dos personas enviadas ahora a prisión están investigados como presuntos autoras de un delito de homicidio en grado de tentativa.

Mientras que la mujer sí ha contestado a las preguntas formuladas ante el juez, el hombre se ha acogido a su derecho constitucional a no declarar. Este asunto será investigado e instruido por el Juzgado número 4 de Jaén.

El tercer detenido por este apuñalamiento es un menor para el que el Juzgado de Menores, atendiendo a la petición de la Fiscalía de Menores de Jaén, ha acordado la medida cautelar de internamiento en régimen cerrado con tratamiento ambulatorio psicológico.

La medida cautelar se adopta "considerando tanto la existencia de indicios de la participación del menor en los hechos , como atendiendo a su situación personal, familiar y social". También se ha tenido en cuenta, tal y como ha informado el TSJA, "su implicación en otros hechos delictivos y la gravedad y localización de las lesiones de la mujer, así como la gran alarma social y conflictividad social que han generado estos hechos".

Los tres detenidos, los dos adultos y el menor, se personaron voluntariamente este jueves en la comisaría de Jaén donde los agentes procedieron a su detención.

La víctima ya ha recibido el alta hospitalaria y se encuentra fuera de Jaén para garantizar su protección, según ha indicado la Policía Nacional.

Se da la circunstancia de que la víctima de esta agresión con arma blanca se encuentra en libertad provisional por la comisión de un delito de homicidio de su pareja ocurrido en un incendio de su vivienda en Jaén capital, asunto que instruye el Juzgado de Instrucción número 3 de Jaén.

El apuñalamiento de la mujer ocurrió en torno a las 16,00 horas de este miércoles junto a un aparcamiento en superficie ubicado en la calle Millán de Priego, esquina con calle Castilla, y provocaron numerosas llamadas de ciudadanos al 112 alertando del suceso.

La víctima se refugió en una panadería cercana, donde fue atendida en un primer momento por varias personas hasta la llegada de los servicios sanitarios. Posteriormente, fue trasladada al hospital, donde fue atendida por una "puñalada superficial", según indicaron las citadas fuentes de la Policía, que se hizo cargo de la investigación y, entre otras cosas, recuperó tres armas blancas.

La mujer, de 59 años, había sido detenida el fin de semana y puesta en libertad por contradicciones en su declaración sobre las circunstancias en la que se produjo el fuego de una vivienda ubicada en la calle Las Cumbres, en el que murió su pareja, un hombre de 64 años.

Por ello, tuvo que comparecer este lunes ante el juez para aclarar su testimonio, tras lo que el Juzgado de Instrucción número 3 determinó su libertad provisional y permanece investigada por un presunto delito de homicidio.

El domingo, después del entierro del fallecido en el incendio, se produjo un tiroteo en el barrio del Tomillo, en el que resultó herido un varón de 33 años, que finalmente murió.

Como presunto autor de estos hechos fue arrestado un hombre para el que el mismo Juzgado de Instrucción número 3 de Jaén, en funciones de guardia, acordó este martes el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza a la espera de determinar.

Se trata de un varón de 40 años que pertenece a la familia de la mujer apuñalada este miércoles y que en sus primeras declaraciones ante los agentes, al ser arrestado, negó haber efectuado disparo alguno y dijo que simplemente arrojó unas piezas de un motor por miedo a represalias.