Investigado por estafa continuada en compra de aceituna

Presumiblemente, los 225.0000 kilos proceden de hurtos perpetrados en la comarca de Cazorla,

 Investigado por estafa continuada en compra de aceituna

Foto: RAMÓN GUIRADO

Aceituna de un olivar jiennense.



El responsable de un conocido punto de compra de aceituna del área metropolitana de Granada ha sido investigado por estafa continuada al comprar supuestamente aceituna de rebusca fuera del periodo establecido, con desfases de más de 225.000 kilogramos entre la adquirida y la vendida en la almazara.

Según ha informado este sábado la Guardia Civil, los agentes han averiguado que este punto de compra ha estado comprando aceituna de rebusca, aunque aún no ha comenzado su periodo, que presumiblemente procede de hurtos perpetrados en la comarca de Cazorla, en la provincia de Jaén.

Los investigadores han encontrado que hay un desfase de más de 225.000 kilos entre la aceituna que ha comprado este punto de venta y la que ha vendido en la almazara al que está vinculado, por lo que calculan que los responsables han dejado de declarar más de 135.000 euros.

La investigación ha corrido a cargo del equipo Roca de la Guardia Civil, cuyo agentes detectaron una serie de robos de aceituna que se estaban produciendo en la comarca de Cazorla, que los sospechosos eran un grupo de ciudadanos extranjeros y que la aceituna sustraída la transportaban hasta un punto de compra de aceituna de una localidad granadina.

Una vez inspeccionado el punto de compra de aceituna granadino y analizada la documentación, averiguaron que los sospechosos habían vendido más de 24.000 kilos de aceituna en las mismas fechas en las que se produjeron los hurtos en la comarca de Cazorla.

También que los propietarios del punto de compra de aceituna han vendido a la almazara a la que están vinculados 225.000 kilos más de fruto del que documentalmente han comprado, aceituna de la que se desconoce su procedencia y que está valorada en más de 135.000 euros.

Al hilo de esta investigación, el pasado 9 de febrero el equipo Roca, el Seprona de la Guardia Civil y agentes de la Inspección de Trabajo ha inspeccionado dicho punto de compra de aceituna y han denunciado ante la autoridad competente todas las infracciones administrativas detectadas.