Proponen un reglamento de prestaciones sociales

El Ayuntamiento elabora por primera vez en su historia un reglamento que ordena y da transparencia a las prestaciones sociales

 Asuntos Sociales

Foto: EXTRA JAÉN.

Presentación de la propuesta del Reglamento.



La concejala de Políticas Sociales, Ángeles Díaz, ha presentado la propuesta del primer reglamento de la historia de los Servicios Sociales del Ayuntamiento con el objetivo de regular las prestaciones sociales del Patronato Municipal de Asuntos Sociales.

“Se trata de un momento muy importante para la ciudad y para el equipo multidisciplinar de profesionales de los Servicios Sociales, quienes han realizado un trabajo de fondo y muy exhaustivo para dar una mayor agilidad a la tramitación de estas ayudas, dotándolas de una mayor transparencia”, ha subrayado Díaz.

Las prestaciones económicas del Patronato tienen un carácter transitorio que vienen a paliar contingencias extraordinarias de personas afectadas por graves problemas de riesgo social.



En 2006 ya hubo un protocolo interno que se acordó y aprobó por el Consejo Rector del Patronato. Ahora, quince años después, se ha presentado este documento, muy demandado por los profesionales, que establece una normativa y supera el protocolo, ya obsoleto.

“Se hacía necesario regular y poner orden a la gestión pública, haciendo un reparto equilibrado a quienes más lo necesitan y con la labor de buscar recursos que finalmente den autonomía a estas personas”, ha indicado la concejala.

Asímismo, Díaz ha puesto en valor que con este instrumento, que se pone al servicio de los profesionales y usuarios, “se cumple con el compromiso del actual equipo de Gobierno, al facilitar una garantía legal para que se pueda aplicar una norma que no quede sujeta a arbitrios o injerencias de profesionales a la hora de tomar decisiones”.

Este reglamento deberá pasar por el Pleno para su aprobación inicial, a continuación estará en información pública para todas las personas interesadas y después se llevará su resolución para su aprobación definitiva.