Significativo descenso de los temporeros que acuden a Jaén

Cáritas constata un "significativo descenso" en el número de temporeros que llegan a la provincia para la aceituna

 Aceituna

Foto: EXTRA JAÉN

Recogida de aceituna



Técnicos de Cáritas Diocesana han constatado "un significativo descenso" del número de temporeros que llegan a la provincia de Jaén para participar en la recolección de la aceituna.

Así se ha puesto de manifiesto en el VII Encuentro Confederal de Personas Temporeras y Asentamientos de Cáritas Española que, durante dos días, ha reunido en la capital jiennense a una veintena de técnicos procedentes de Lleida, Almería, La Rioja, Huelva, Murcia, Ciudad Real y Jaén.

A raíz de las informaciones aportadas por los equipos de Cáritas en la Diócesis de Jaén y apoyadas con datos de ocupación de la red de albergues de la provincia, "al menos en lo que va de campaña, se ha registrado una caída significativa del número de temporeros con respecto a años anteriores", según ha informado en una nota la entidad.

Una situación similar ha ocurrido en las campañas precedentes de la vendimia en La Rioja y frutales en Lleida, aunque en Ciudad Real se apuntó a la situación contraria, según explicaron los técnicos de sus respectivas Cáritas en el encuentro.

Uno de los motivos para este descenso es el aumento de la necesidad de mano de obra en otros sectores que posibilitan contratos de mayor duración y mejor pagados, como la construcción. Así, muchos de los jóvenes migrantes que trabajaban en las campañas temporeras han optado por buscar más estabilidad en este otro sector. "Incluso, se están constatando casos de empresarios jiennenses que demandan trabajadores para sus tajos y están teniendo dificultades para encontrarlos", ha añadido.

El encuentro de técnicos de Cáritas ha contado con el jefe de servicio de Acción e Inserción Social de la Delegación Territorial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta, Manuel Álvarez, quien repasó la evolución de la red de albergues en la provincia de Jaén desde que, a finales de la década de los 80, comenzó a detectarse el fenómeno migratorio vinculado a la recolección de la aceituna.

En este sentido, ha defendido los avances experimentados, que llevaron, el año de mayor cobertura, a contar con 24 albergues repartidos por el territorio jiennense. Para esta campaña, se cuenta con 15 albergues y un total de 522 plazas. Además, ha valorado como una de las principales fortalezas la coordinación entre las administraciones públicas y colectivos del tercer sector.

Con respecto a los retos, se ha referido a la necesidad de seguir avanzando en el equilibrio entre el cumplimiento de la normativa de acreditación para dar calidad en la atención y flexibilidad. Otro aspecto importante es seguir avanzando en la sensibilización de la sociedad, pero no vinculada de manera exclusiva al periodo de recolección de la aceituna, sino que como una tarea que debería materializarse durante todo el año.

RETOS
Fruto de la puesta en común desde las distintas Cáritas participantes en el encuentro, se han identificado diferentes dificultades que perfilan la situación actual. Entre ellas, los problemas derivados del acceso a la vivienda y el alojamiento como un obstáculo generalizado, sobre lo que se ha señalado la necesidad de avanzar en el compromiso de los empresarios con estas realidades.

Por otro lado, "se ve con preocupación la detección de actitudes con tintes xenófobos", por lo que se apuesta por reforzar la sensibilización de la sociedad. Además, se identifica como un ámbito de intervención el acompañamiento ante las consecuencias mentales que puedan derivarse al enfrentarse a realidades tan complejas de desarraigo. Otros problemas identificados en este foro de Cáritas son las suplantaciones de identidad y la acción de mafias para la intermediación laboral.

Como desafíos en España, se ha destacado el trabajo para la visibilización de las personas temporeras, "apostando por un cambio de mirada, dejando a un lado el asistencialismo y yendo más allá en la atención de otras necesidades", al tiempo que se ha incidido en el reto de abordar la realidad específica de las mujeres temporeras y de los jóvenes extranjeros extutelados.

También se considera crucial impulsar acciones que faciliten el acceso a la vivienda y la erradicación del chabolismo, la materialización de experiencias de intermediación laboral, la coordinación con otras entidades y administraciones, con una política social más amplia e integrada.

EXPERIENCIAS DE ÉXITO
Dentro del programa de trabajo, técnicos de Servicios Generales de Cáritas Española y de las diocesanas de Ciudad Real y Huelva compartieron experiencias de éxito de acompañamiento de las personas temporeras. En concreto, acciones encaminadas a la mejora de las acogidas desde los equipos parroquiales y orientar hacia una atención lo más integral posible, que vaya más allá de la cobertura de las necesidades básicas de alimentación y vestido, y que apueste por el acceso a derechos.

Igualmente, se ha presentado una metodología de intervención para que los equipos que atienden a las personas temporeras y en asentamientos trabajen conjuntamente con los equipos de empleo. Actualmente, se trabaja de forma conjunta en las Cáritas de Ciudad Real y Huelva, un modo de trabajar que "previene frente a la vulneración de derechos laborales".

VISITAS
Los asistentes al VII Encuentro de Personas Temporeras y Asentamientos también han podido conocer algunas de las realidades de la campaña de recolección de la aceituna. De esta forma, participaron en una visita a la Cooperativa Ciudad de Jaén, donde se les explicó el proceso de extracción del aceite y sus variedades, y en otra al albergue de temporeros de la capital, donde se interesaron por el acompañamiento que se realiza y recorrieron sus instalaciones.

El recorrido continuó por el Centro de Día Santa Clara, recurso del Programa de Personas Sin Hogar de Cáritas Diocesana de Jaén, que durante la campaña atiende también a personas temporeras. Concluyeron la jornada con una visita al Caserío Nuestra Señora de los Ángeles, en la que se les mostraron las labores de recolección.