La editorial de la UJA presenta una obra de Miguel Fuentes del Olmo

Se trata del libro 'Miguel Fuentes del Omo. Obra mural y abstracción. 50 años del edificio sindical en Jaén (1970-2020)', editado por UJA Editorial

 UJA Editorial

Foto: Fernando Mármol.

En la presentación del libro.



El Vicerrector de Proyección de la Cultura y Deporte de la Universidad de Jaén (UJA), Felipe Serrano Estrella, presidió ayer la presentación del libro 'Miguel Fuentes del Omo. Obra mural y abstracción. 50 años del edificio sindical en Jaén (1970-2020)', editado por UJA Editorial.

En el acto intervinieron: Rafael Casuso Quesada (editor), y Miguel Viribay y Fernando Jimenez Parras. Además de los autores, estuvieron presentes en el acto: el alcalde de Andújar, Pedro Luis Rodríguez, y la concejal de Patrimonio, Alma Cámara; además del propio Miguel Fuentes del Olmo.



La obra de Miguel Fuentes del Olmo fue pionera en la introducción del informalismo en las artes plásticas de Andalucía. Su colaboración con el arquitecto José Jiménez Jimena en el edificio sindical de Jaén contribuyó a erigir un icono de la creación artística del siglo XX en Jaén y a renovar su panorama estético. Los murales monumentales en hormigón armado expuestos a pie de calle, constituyen un hito en la manifestación pública de la abstracción escultórica, complementado con las pinturas y cerámicas del interior.

El reconocimiento de estos méritos se ha expuesto en una nueva publicación de la editorial de la Universidad de Jaén dentro de su serie dedicada a Estudios de Historia del Arte. El libro se titula “Miguel Fuentes del Olmo. Obra mural y abstracción. 50 años del edificio sindical en Jaén (1970/2020)” y ha sido coordinado por Rafael Casuso Quesada, licenciado en Historia del Arte y doctor en Humanidades, quien ha ejercido como profesor de Patrimonio Artístico Contemporáneo de Andalucía en la Universidad de Jaén.

Los diferentes trabajos de investigación que constituyen esta obra suponen una contribución al conocimiento de la creación artística del último tercio del siglo XX. Sus autores pertenecen a diferentes ámbitos del estudio y la docencia, siendo autores de publicaciones especializadas y ejerciendo sus profesiones en diversos organismos.

Así, y siguiendo el orden de su ubicación en el libro, Fernando Jiménez Parras, arquitecto y miembro de la Comisión Técnica del Docomomo Ibérico del Consejo Andaluz de Colegios de Arquitectos para Andalucía Oriental, ha escrito sobre “La Casa Sindical en Jaén” desde el punto de vista del proyecto arquitectónico.

Juan Manuel Martínez Perea, licenciado en Bellas Artes, profesor del Área de Escultura en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla, y pintor y escultor en activo, ha indagado en “Los murales de Miguel Fuentes del Olmo en el edificio sindical de Jaén”, concretando en el aspecto escultórico.

Miguel Viribay Abad pintor de larga trayectoria, vicedirector del Instituto de Estudios Giennenses, Académico de Número de la Real Academia Nuestra Señora de las Angustias de Granada y miembro de la Asociación Internacional de Críticos de Arte con sede en París, ha realizado un estudio crítico de la obra referida a partir de su “Introducción a la poética de Miguel Fuentes del Olmo”.

Para concluir las colaboraciones, el propio editor de la obra, Rafael Casuso Quesada, ha contextualizado la aportación del artista dentro de la “Escultura y vanguardia en Andalucía durante el siglo XX”.

El libro se completa con una biografía del artista de Andújar en la que se resume la formación académica y artística de Miguel Fuentes del Olmo, así como la trayectoria desde su especialidad profesional y los reconocimientos públicos que ha recibido. También se añade un amplio catálogo y registro fotográfico de la obra mural del artista, por orden cronológico, a partir de la obra del edificio de Sindicatos en Jaén (1970). Este catálogo básicamente ha sido obtenido de los fondos históricos del archivo del propio artista y, desde luego, ha sido actualizado a partir de la colaboración del arquitecto y fotógrafo Fernando Mármol. Se ha completado con aportaciones puntuales de cada uno de los investigadores que participan en esta obra. Por último, el libro se concluye con una bibliografía actualizada sobre el tema de la escultura contemporánea en Andalucía y de la figura del artista.

Las creaciones de Fuentes del Olmo fueron pioneras desde nuestra tierra en el reto de exponer públicamente una manera diferente de Arte al que estábamos acostumbrados, ni más ni menos que la abstracción, frente al ya academicista realismo o incluso a las propuestas neofigurativas de posguerra. Esto sucedió desde la tipología de la obra mural, más concretamente a partir del momento en que surge su fructífera colaboración con José Jiménez Jimena. Éste conocía la relación del artista con el movimiento madrileño de Arte Sacro, que empezó a realizar trabajos de renovación de templos a partir de las nuevas directrices del Concilio Vaticano II, bajo la dirección del Dominico Padre Aguilar y junto con los arquitectos Miguel Fisac y Fray Coello de Portugal, entre otros. Nuestro artista formaba parte del grupo de escultores, pintores y vidrieros de proyección nacional e internacional inmersos en esos cambios, y a él estuvo destinado el encargo de afrontar la renovación del panorama estético de la ciudad de Jaén. El conjunto de murales monumentales en hormigón armado, así como el resto de relieves en hormigón patinado, las pinturas murales y cerámicas que Miguel Fuentes del Olmo realiza en el edificio de Sindicatos en 1970, constituyen la primera manifestación pública y estable de la abstracción escultórica en Andalucía.