Jaén en cifras
Inmaculada Herrador

La construcción y el turismo se recuperan

Hay dos sectores económicos que se han reactivado claramente en la provincia de Jaén durante el pasado 2021. Uno de ellos es el de la construcción, que...

Hay dos sectores económicos que se han reactivado claramente en la provincia de Jaén durante el pasado 2021.
Uno de ellos es el de la construcción, que de media ha dado ocupación en la provincia a casi 15.000 personas. Esta cifra está aún muy alejada de la registrada antes de la crisis del ladrillo, cuando este sector daba trabajo en Jaén a más de 30.000 jiennenses (el doble), pero cabe señalar que hacía 10 años que no se alcanzaban cifras similares de ocupación en la obra.
Indicadores recogidos en el Observatorio económico de la provincia de Jaén, como el número de proyectos de viviendas visadas por el Colegio Oficial de Arquitectos o la licitación de obra pública en la provincia, han registrado en 2021 su mejor cifra desde 2010, lo que también nos muestra el camino positivo que ha tomado la construcción en el último año, aunque alejado todavía de los valores previos a la Gran Recesión, e insuficiente, si hablamos en términos de licitación, donde aún estamos por debajo de Andalucía y España, tanto si la comparamos con la superficie como si lo hacemos con el número de habitantes.
El segundo sector que ha evolucionado positivamente en 2021 ha sido el turístico. Pese a que los primeros meses del año no fueron buenos, debido a las restricciones de movilidad, desde el verano se observa una clara recuperación del sector turístico jiennense. En concreto, de julio a diciembre se hospedaron en hoteles de la provincia 284.094 viajeros, un 3% más que en 2019, que fue un buen año para el turismo. También se ha cerrado el ejercicio con más establecimientos de alojamiento turístico que en años anteriores y con mayor número de plazas. En concreto, a 31 de diciembre la Consejería de Turismo tenía registrados en Jaén 1.460 establecimientos y 28.811 plazas; en 2019 eran 1.321 y 26.590, respectivamente.
Ahora bien ¿Qué pasará en 2022? La verdad es que los recientes acontecimientos internacionales, la escasez y el encarecimiento de las materias primas, el alza de los precios de la energía o el que no llueva juegan en contra de la recuperación económica. A favor están la paulatina remisión de la COVID-19, los Next Generatión de la Unión Europea y el ahorro que han realizado las familias durante la pandemia (lo que ha venido a denominarse “demanda embalsada”), que pueden actuar como palancas de la recuperación.