Mediodía en la provincia de Jaén
María José Álvarez

El campo no quiere que le muerdan

La opinión de María José Álvarez


El campo de Jaén madrugó ayer algo más de lo normal para partir raudo a la capital española y secundar la manifestación del 20M ‘Juntos por el campo’. Fue una protesta que ya se ha calificado como histórica y a la que asistieron más de 10.000 profesionales de la agricultura y la ganadería jienense.

Tras meses de manifestaciones y tractoradas, años si se tiene en cuenta el parón por la pandemia, el sector agrario demostró en Madrid que no puede más. Que el Gobierno no puede seguir mirando hacia otro lado. Que Juntos, tal y como rezaba el lema de la gran marcha, son muchos. Muchísimos. Y que sin el campo, nadie come.



En Jaén se vive del olivar. De la agricultura. Como en Andalucía. Como en gran parte de España. Según reza sabio el refrán, no hay que morder la mano que da de comer. Políticas como el Plan Estratégico de la PAC suponen una fuerte mordida al sector primario de la provincia y del resto de la comunidad. O la falta de infraestructuras hidráulicas. O el retraso en las medidas fiscales y ayudas que hagan frente a la subida de los insumos. O el hecho de no contar con tarifas eléctricas propias, entre otros muchos ejemplos.

Mordidas que no tan fácilmente se convierten ya en peticiones de voto cuando los comicios electorales se acercan. Que los agricultores y ganaderos trabajadores, sí, pero tontos, no.
Y hablando de comicios. La protesta de ayer recibió el apoyo de muchos partidos que gobiernan autonomías y que en el Gobierno central ejercen de oposición. Una protesta legítima y que, aunque a no todos puede gustar, supone al fin y al cabo dar mayor visibilidad a la causa.
El partido político mayoritario en el Gobierno central, lejos de mirar hacia otro lado, mostró una pataleta en redes sociales tan alejada de la realidad del campo como lo están tantos y tantos sillones que deciden sin haberse manchado nunca los pies de barro.

Pataleta que se le habrá atragantado más cuando esta mañana se haya desayunado la protesta del campo como portada en todos los medios nacionales. Una manifestación que ha hecho historia. Como historia haría también este Gobierno si finalmente le da al campo la situación que se merece.