El arpa de Dorotea
Juan Manuel Vallecillo

Mía Turbia: Centro de gravedad

Dicen que el desayuno es la comida más importante del día. Sin embargo, no hay que pasarse. Al navegante británico James Cook se lo desayunaron...

 Mía Turbia: Centro de gravedad

Foto: RAMÓN GUIRADO

Mia Turbia




Dicen que el desayuno es la comida más importante del día. Sin embargo, no hay que pasarse. Al navegante británico James Cook se lo desayunaron los nativos del archipiélago de Hawái que, curiosamente, se llamaba Islas Sandwich. Casi medio siglo más tarde, las nobles de la Corte se mofaban de la princesa Liliuokalani en su visita a Londres cuando iba a convertirse en la primera y última reina de las mencionadas islas del Pacífico porque dijo ante la Reina Victoria que ella también tenía sangre inglesa. Al terminar las risas, aseguró: "sí, la tengo porque mi bisabuelo fue uno de los comensales que degustaron el corazón de James Cook". Este famoso capitán de la Marina Real británica fue el primero en establecer contacto con Hawái y, también, el primero en circunnavegar Nueva Zelanda a cuya bahía de Plenty la llamó así al ver la abundancia de alimentos que había en sus aldeas. Además, esta región neozelandesa es exactamente la antípoda de la provincia de Jaén. Por eso, si os levantéis con tanta energía como para desayunaros el mundo, solo tenéis que poner una rebanada de pan en el suelo y que alguien de allí ponga otra para conseguir un sándwich de La Tierra. No obstante, si no tenéis tanta hambre, sabiendo que Plenty es la capital mundial del kiwi y nuestra tierra la del aceite de oliva, os aconsejo unas tostadas restregadas con ajo de aceite de oliva y kiwi. Están exquisitas y nos acercan a nuestros opuestos planetarios. Ya sin esperanzas de AVE, es otra lástima eso de que no podamos atravesar el núcleo incandescente del centro de La Tierra porque, con un túnel recto hasta la bahía de Plenty, nuestro tren subterráneo sin combustible sólo tardaría 42 minutos y 12 segundos en llegar allí gracias a la fuerza de la gravedad.
"Centro de gravedad" es el esperado último single del power trío "Mía Turbia" que ha visto la luz el pasado 16 de diciembre y que formará parte de la gran colección "Grados, minutos y segundos" que el sello discográfico Spinda Récords está realizando con lo mejor del underground nacional. Es la tercera banda jiennense en unirse a este proyecto tras "Habitar la mar" y "Santo Rostro" por lo que se demuestra el alto nivel que tiene nuestro rock.
Mía Turbia es un Frankenstein con alma propia creado, nada más y nada menos, de los inquietos restos de grupos tan selectos como "Cabeza de caballo", "Electric Belt" o los nombrados "Santo Rostro". De esta peligrosa mezcla, nadie podía sospechar qué saldría y el resultado es un garage rock psicodélico con muchos matices diferenciadores.
"Centro de gravedad" es un tema progresivo con melodía punk y efectos espaciales cuya letra, escrita por el baterista Miguel Ortega que también se ha encargado de la grabación y masterización de la cancion, nos habla de la soledad de un viajero intergaláctico. Un aislamiento voluntario y metafórico que expresa el hartazgo sentido hacia una sociedad torcida, desigual, desequilibrada y, por tanto, sin centro de gravedad. Junto al siempre creativo Miguel, el contundente José López "Cabeza" se encarga del bajo y un innovador Antonio Ortiz de las guitarras y la voz. Casi 4 minutos sin desperdicio que compartirán un vinilo de la referida colección de Spinda Récords con "Psicopatías del 2021", lo nuevo de la banda gaditana "Atavismo".
En cuanto al aspecto instrumental, "Centro de gravedad" de Mía Turbia es una composición muy sólida y bien arreglada en todas sus partes que da la sensación de que puede masticarse. Música comestible que alimentará a todos los melómanos del rock a cualquier hora pero que, para empezar fuerte, me atrevo a recomendaros que la escuchéis por la mañana porque, como ya sabéis, dicen que el desayuno es la comida más importante del día.