Quien a buen árbol se arrima
Manuel Ruiz

Avances ambientales

Hace unos días los medios de comunicación anunciaban que se ha puesto en marcha el proceso de licitación de las obras de reforma y mejora de las...

 Avances ambientales

Foto: EXTRA JAÉN

Zona de la Cañada de las Hazadillas en Jaén capital.



Hace unos días los medios de comunicación anunciaban que se ha puesto en marcha el proceso de licitación de las obras de reforma y mejora de las instalaciones públicas de la Cañada de la Hazadilla y esta noticia ha sido valorada positivamente por la asociación de voluntariado GEA, que históricamente ha realizado actividades de sensibilización y conocimiento de este paraje tan emblemático de nuestro municipio, como limpiezas ecológicas, senderismo o jornadas de convivencia, que siempre han culminado con la petición del arreglo de las zonas de ocio y disfrute, el mantenimiento y la vigilancia necesaria.

Los avances ambientales se están constatando también en la gestión de las zonas verdes y espacios ajardinados, con la realización del catálogo de árboles, instrumento necesario para gestionar adecuadamente la sanidad vegetal, una mejora progresiva en el cuidado del arbolado con podas menos salvajes o la reposición de cientos de alcorques vacíos en las calles de la ciudad. En la próxima primavera GEA realizará su cuarta evaluación del estado de los parques y jardines de Jaén y podrá verificarse si están consolidados estos avances comparados con años anteriores.

Se han dado pasos en la divulgación del patrimonio natural y la educación ambiental, como el trabajo en centros de educación primaria, la edición de una guía de senderos por los ricos paisajes jiennenses o las mejores cifras de reciclado doméstico.



Hay avances ambientales en Jaén que justifican la existencia de una Concejalía dedicada a estos fines y estos logros deben servir como estímulo porque aún queda mucho por hacer. Nuestra ciudad sigue necesitando muchos árboles siguiendo las recomendaciones de la OMS para paliar los efectos de un tráfico rodado especialmente denso para el tamaño de población.

Se sigue echando en falta una sensibilización permanente en la ciudadanía sobre aspectos de nuestra vida cotidiana (consumo, gestión de residuos, movilidad) que debemos mejorar para reducir el impacto ambiental. Un plan completo de educación ambiental que desde los medios municipales se apoye además en las Asociaciones de Vecinos y colectivos sociales y en el ámbito académico de la UJA, conformando una red de sinergias para llegar a la población.

Hay que continuar trabajando con el territorio municipal, cuajado de parajes naturales de gran valor ecológico y paisajístico, que requiere programación para su conservación, restauración y las condiciones que garanticen un disfrute adecuado.
Ahora que hay avances ambientales hay que redoblar el esfuerzo para que Jaén efectivamente sea una ciudad sostenible.