El arpa de Dorotea
Juan Manuel Vallecillo

Carolina Durante: Cuatro chavales

El nuevo álbum de la banda vio la luz el pasado viernes 28 de enero

 Carolina Durante: Cuatro chavales

Foto: Ricardo Rubio

Carolina Durante




Cuando menos te lo esperas, sucede algo que lo transforma todo. Sí, una pequeña variante es capaz de dar un giro de 180 grados a tu vida. Cualquier encuentro casual, un cambio de rutina, una idea, una decisión o alguien nuevo que conoces puede llegar a ser como aquel cabezazo de Sergio Ramos en la final de la Champion de 2014 contra el Atlético de Madrid. A todos nos llega nuestro minuto 93. A veces nos pilla del lado ganador y otras del perdedor pero siempre hay que continuar. Esta cruel pandemia ha sido un inesperado gol que nos llevó a esa larga prórroga que detuvo muchos proyectos ilusionantes. Así, en el terreno musical, es muy posible que la banda más perjudicada haya sido "Carolina Durante". Ellos fueron los que más conciertos dieron en el verano de 2019. Uno tras otro, iban encadenando éxitos hasta convertirse en el grupo de moda. Sin embargo, justo después llegó el covid y estos madrileños, por sus peculiaridades y su estilo punk, no podían variar su repertorio al acústico y sus recitales a lo íntimo como hicieron otros. Pese a todo, igual que El Cholo Simeone no bajó los brazos tras el cabezazo de Ramos, decidieron seguir trabajando desde la base. Se pusieron a crear composiciones para lanzarlas en el instante preciso. En ese momento que envuelva, esta vez glorioso, otro minuto 93.
"Minuto 93" es uno de los temas que componen el esperado álbum de "Carolina Durante" que ha visto la luz el pasado viernes 28 de enero. Una canción en la que, haciendo una comparación de aquella histórica final de Champion, se quejan de las prórrogas sin sentido que muchas veces se producen en relaciones sentimentales acabadas. Un disco continuista al que, con acierto, han llamado "Cuatro chavales" porque, aunque ahora se espere mucho de ellos, eso es lo que, antes y después, siempre han sido. De esta manera, consiguen quitarse la presión como hacen muchos equipos de fútbol cuando no van de favoritos en el previo de un gran partido.
Carolina Durante desarrolla como nadie ese punk español que nació en los ochenta y que tanto disfrutamos en grupos como Siniestro Total o Los Nikis. No obstante, gracias a ciertos aires indies y de "shoegaze", también me recuerdan a los "Jesus and Mary Chain" de su primerísima etapa. "Cuatro chavales" es su trabajo más maduro... No, perdón. Esa no es la palabra. Está claro que si estos golfos madurasen, dejarían de ser ellos y eso no ocurre aquí. Empiezo de nuevo. "Cuatro chavales" es su trabajo más curtido y, con un sonido más compacto y contundente, estoy convencido de que, además, contiene varias coplas que se convertirán en himnos gritables y descongestionantes como ya pasó con sus anteriores hits "Cayetano", "Las canciones de Juanita" o "La noche de los muertos vivientes". Así, en este larga duración con doce cortes, seguro que destacarán temas tan divertidos y sarcásticos como "Granja Escuela", "Urbanitas", "Famoso en tres calles" o "La planta que muere en la esquina". También, hay un conato en el que estos canallas tratan de parecer nostálgicos sin conseguirlo (gracias a Dios) en su balada "Colores" tras un intento de ser sensibles que, por fortuna, no lo son, en su tema "Yo soy el problema".
Los descarados, frescos, crudos, dinámicos y, creedme, hoy más que nunca, necesarios "Carolina Durante" son: Juan Pedrayes a la batería, Martín Vallhonrat al bajo, Mario del Valle a la guitarra y el simpar Diego Ibáñez a la voz. Una banda perfecta para desahogarnos, reirnos y, sobre todo, para liberarnos sin aferrarse a nada porque, como sabéis, cuando menos te lo esperas, sucede algo que lo transforma todo.